Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ya sea por la postura excesivamente delicada de las figuras de los modelos a escala o por suponer recurrentemente su papel de 'decoradoras de interiores', la representación de las mujeres en la arquitectura suele ser de sumisión. A pesar de los esfuerzos prácticos de Despina Stratigakos detrás de la Arquitecta Barbie o los impactos globales del legado de la estrella de la arquitectura Zaha Hadid, sigue habiendo una falta de visibilidad de las mujeres en la profesión. En un reciente artículo publicado en el New York Times, la escritora Allison Arieff plantea la misma pregunta que la comunidad arquitectónica sigue preguntándose: "¿Dónde están todas las arquitectas?" Ya no es un problema de proporciones de género desiguales en la educación arquitectónica, la persistencia de un número cada vez menor de mujeres directoras en la parte superior de las empresas simplemente no resuena. Ella postula, que lejos de las estadísticas, el verdadero problema radica en la definición de éxito. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir