Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción enviada por el equipo del proyecto. Las construcciones de piedra de la, entonces denominada, Quinta de Vilar, se remontan a mediados de los años 40 y principios de los 50. En aquella época se construyó la casa del propietario, seguida de estructuras adyacentes destinadas a la agricultura: una bodega para la producción de vino y un edificio para tratar, secar y almacenar cereales y frutas. Desde el origen de su construcción, que data de la segunda mitad de los años 40, el conjunto edificado ha sufrido algunos cambios en términos de subdivisión interior, elevaciones, espacios exteriores y anexos. A pesar de todas estas alteraciones motivadas por sus diferentes usuarios, y llevadas a cabo de forma un tanto anárquica e inconexa, setenta años después de su construcción original, la casa y otras construcciones continúan contrastando fuertemente en su entorno por su diseño limpio y austero y por su imagen rural, incrustada en un contexto industrial. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir