Agrandar imagen | Ver tamaño original
El punto de partida del proyecto fue aprovechar las mejores vistas del paisaje e impactar lo menos posible en la topografía natural del terreno. El frente del terreno es muy extenso, de 80 metros de largo, con una ligera pendiente que acompaña a la calle. La solución arquitectónica fue la creación de un volumen monolítico que aterrizó en el suelo, aprovechando la pendiente para crear el espacio del estacionamiento y el volumen de la cubierta inferior, con un sauna y spa. El proyecto fue diseñado en un estilo contemporáneo, organizado por la integración de ambientes, líneas rectas, grandes volúmenes y materiales puros. El acceso a la residencia es por un camino de adoquines con pasto que pasa por la puerta principal de la casa y sigue hasta el estacionamiento en el nivel inferior. Los invitados pueden acceder a la sala de estar a través de la puerta principal de madera de freijó, que está protegida por una pérgola con estructura metálica y revestimiento de madera. Mientras que los dueños de casa, cuando llegan para el fin de semana, pueden estacionarse en el nivel inferior y acceder a la escalera interna que proporciona acceso directo al pasillo dentro de la casa. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir