Agrandar imagen | Ver tamaño original
La arquitectura de una piedra huecaLa geografía como origenLa guardería se construye en la frontera urbana de Haro. Un lugar sin edificios, marcado por las líneas de las carreteras, anuncia su próxima aparición. Las fuertes pendientes que recorren estas líneas nos descubren la posibilidad de una arquitectura de origen geográfico. Estructuras mineralesPensamos en una arquitectura dictada por leyes cristalográficas. La guardería se concibe como una gran roca, de estructura visible a aquella ciudad sin edificios. El edificio se resuelve como una suerte de planos horizontales y verticales de hormigón, que muestran en su organización la estructura espacial de la guardería. La oquedad como habitaciónLa fuerte inclinación de la parcela cristaliza en dos grandes planos horizontales. El inferior se ancla en la topografía originaria, albergando los espacios de instalaciones y servicios. El superior da habitación a los usos propios de la guardería, que los eleva sobre la topografía originaria. Ambos planos se cruzan con el despliegue de otros cuatro grandes muros diagonales, que organizan el programa escolar. El resultado de su intersección hace de la guardería una continuidad de grandes oquedades, que desvelan su interior como nueva geografía arquitectónica. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir