Agrandar imagen | Ver tamaño original
Gran parte de la configuración espacial de Villa dall'Ava estuvo condicionada por su emplazamiento, en el jardín de un monte. Su construcción finalizó en 1991 en la zona residencial de Saint-Cloud, un suburbio parisino a 9 kilómetros de la capital francesa. Los clientes eligieron a la firma holandesa OMA para diseñar una casa con dos departamentos independientes —uno para ellos y otro para su hija— y pidieron una piscina en el terraza, con vista a la Torre Eiffel. El emplazamiento está delineado por tres segmentos a lo largo de un eje este-oeste: el garage, a nivel de calle; el volumen principal de la casa; y el jardín. Al garage se accede directamente desde la calle y está empotrado en la pendiente del sitio. La villa en sí se eleva desde el nivel de entrada a una cubierta de techo colocada tres pisos más arriba. Sus volúmenes están apilados y orientados para optimizar las vistas del jardín y el París distante. Un muro de hormigón extiende la altura de la villa y establece un eje principal a lo largo del sitio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir