Agrandar imagen | Ver tamaño original
Rehabilitación de una vivienda unifamiliar de 300m2, construida en 1920, y situada en el barrio de Las Tres Torres de Barcelona, siguiendo los criterios del passivhaus o casas pasivas. Un  sistema de construcción que permite controlar el gasto energético, convirtiendo la casa en una vivienda de consumo energético casi nulo, además de ser beneficioso para el medio ambiente. La casa, gemela a otra situada al otro lado de la calle, de origen modernista había sufrido varias modificaciones y ampliaciones posteriores a su primera construcción cambiando la fisonomía inicial. El primer objetivo fue la recuperación de las fachadas con el volumen original y diferenciarlas del resto de la vivienda, además de buscar la máxima relación con el exterior, por lo que se decidió bajar el nivel de la planta baja a nivel del jardín y recuperar los ventanales curvos de la época generando una mayor entrada de luz. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir