Agrandar imagen | Ver tamaño original
La impresión 3D en sí misma ya no es una tecnología nueva, pero eso no ha impedido que los investigadores e innovadores de todo el mundo presenten nuevas aplicaciones y oportunidades. Algunos experimentos con nuevos materiales han sido impulsados por preocupaciones con respecto a la sostenibilidad y otros son simplemente el resultado de la imaginación y la creatividad. Otros han optado por invertir su tiempo utilizando materiales más tradicionales de nuevas maneras. Los materiales, sin embargo, son solo el comienzo. Los investigadores han desarrollado nuevos procesos que permiten la creación de objetos que antes eran imposibles de imprimir y, a mayor escala, se están probando nuevas tipologías de edificios, ¡incluido un hábitat en el planeta Marte! Nuevos materiales Papel reciclado Si bien la tecnología de impresión 3D ha evolucionado continuamente en los últimos años, alcanzando nuevas escalas, industrias y materiales, las preocupaciones sobre la sostenibilidad continúan. La impresión en 3D puede eliminar algunos desperdicios de los procesos de fabricación tradicionales, así como aumentar la eficiencia, pero el problema sigue siendo que la mayoría del material de impresión utilizado todavía es plástico. La diseñadora Beer Holthuis estaba decidida a inventar un material más sostenible para la impresión 3D y ha desarrollado un método que utiliza fibras de papel húmedo. La Paper Pulp Printer es la primera impresora 3D del mundo que usa pulpa de papel en lugar de materiales plásticos o híbridos de plástico. A diferencia del papel normal, el papel impreso es resistente y duradero. Los seres humanos producen una gran cantidad de residuos de papel, por lo que es un material ampliamente disponible. Combinado con un agente aglutinante natural, el sistema de circuito cerrado significa que los productos también pueden reciclarse continuamente. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir