Agrandar imagen | Ver tamaño original
Diller Scofidio + Renfro y Rockwell Group inauguraron The Shed, después de más de una década de fabricación, en la ciudad de Nueva York. El edificio cuenta con un armazón telescópico de 120 metros que puede extenderse desde el edificio base cuando se necesita para actuaciones más grandes. Con sus "almohadas" de etileno tetrafluoroetileno (ETFE), el proyecto está conectado al High Line en la calle 30 para llevar las actuaciones y el arte al vecindario más nuevo de la ciudad. El proyecto consta de galerías, el Teatro Griffin -con capacidad para 500 personas- y el McCourt, una sala de usos múltiples para actuaciones e instalaciones a gran escala. En el piso superior, se presenta un espacio de ensayo, laboratorio para artistas locales y espacio para eventos. Liz Diller de DS + R abordó el diseño y dijo que "con once años de fabricación, The Shed está abriendo sus puertas al público como un trabajo en progreso perpetuo. Veo el edificio como una 'arquitectura de infraestructura', todo músculo, sin grasas y sensible a las necesidades siempre cambiantes de los artistas en un futuro que no podemos predecir. El éxito para mí significaría que el edificio se enfrentara a los desafíos presentados por los artistas, al mismo tiempo que los desafía en un diálogo fructífero". Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir