Agrandar imagen | Ver tamaño original
En el corazón de un barrio noble de São Paulo, la residencia de 1100m2 fue construida por los abuelos del actual propietario en los años 60. Antes de la extensa reforma promovida por los arquitectos, la casa poseía un estilo neoclásico y presentaba una planta muy compartimentada. El proyecto remodeló completamente la distribución espacial de los ambientes, abriendo grandes vanos, moviendo y creando nuevas estructuras que transformaron la casa en una obra contemporánea, en total sintonía con el morador, un joven DJ y productor musical. Dueño de un estilo despojado, pero al mismo tiempo muy sofisticado, el proyecto se desarrolló a través de la definición de una paleta de materiales atemporales: mármoles brasileños blancos contrastando con una primorosa carpintería en madera de ébano El mobiliario fue completamente diseñado por el arquitecto, que también es diseñador, especialmente para este proyecto. Los sofás del estar principal y de la sala de chimenea están revestidos parte en telas, parte en cuero, en un sistema modular que permite infinitas combinaciones. La mesa del comedor, montada a propósito sólo con una silla, mantiene el clima dramático de la decoración. Cuadros y objetos son pocos y pertenecen a la colección personal del propietario. Las paredes revestidas en ébano ocultan puertas y espacios como la bodega, que es separada de la oficina por paneles de acrílico que albergan vinos, otra pasión del morador. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir