Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Entrevistas
  3. Dvorulitsa, el proyecto de Meganom que propone mejorar la calidad de vida de la periferia en Moscú

Dvorulitsa, el proyecto de Meganom que propone mejorar la calidad de vida de la periferia en Moscú

Dvorulitsa, el proyecto de Meganom que propone mejorar la calidad de vida de la periferia en Moscú
Dvorulitsa, el proyecto de Meganom que propone mejorar la calidad de vida de la periferia en Moscú, Después. Imagen © Dvorulitsa
Después. Imagen © Dvorulitsa

Superparque. Imagen © Meganom Después. Imagen © Dvorulitsa Después. Imagen © Dvorulitsa © Dvorulitsa + 16

En medio de los esfuerzos para revitalizar y mejorar los centros urbanos, las áreas periféricas de las ciudades a menudo son ignoradas u olvidadas. El enfoque intenso que se le da al centro de la ciudad significa, en términos de uso de suelo, que solo una zona relativamente pequeña recibe la atención de la mayoría de los diseñadores.

"Dvorulitsa" (lo que significa literalmente "calle-jardín") es una estrategia de desarrollo urbano propuesta por la firma de arquitectura rusa Meganom, con el objetivo de cambiar ese enfoque. La idea parte de un antiguo proyecto del estudio, en 2013, llamado "Arqueología de la periferia" (Archaeology of the Periphery), un proyecto de recuperación de un antiguo astillero que incluía el concepto de "superparque", una alternativa para la transformación de la periferia de las ciudades post-soviéticas.

El proyecto se centra actualmente en Moscú, pero la idea podría ser adaptable y aplicable a cualquier área urbana. Dvorulitsa busca creer cohesión y un desarrollo consistente dentro de los distritos residenciales periféricos de Moscú. El 95% del área total de Moscú se considera parte de esta periferia, que también alberga al 90% de los residentes de la ciudad. Utilizando el espacio existente entre los grandes bloques de apartamentos, calle-jardín toma este vacío y crea un espacio confortable y con propósito.

No solo es un lugar de tránsito, la calle-jardín se convierte en un destino en sí mismo, uniendo al distrito en un todo cohesivo. Cada una de estas calles se adaptaría a su contexto y a las necesidades del vecindario, mientras que la red más amplia creada por estas calles individuales permite un impacto a mayor escala en la ciudad. El proceso para lograr el proyecto se propone como una especie de "derretimiento", descrito por los arquitectos como "la creación de un nuevo espacio en la ciudad, que va estableciendo gradualmente su forma y carácter a través de un análisis cuidadoso del entorno existente, sus características y potencial".

© Dvorulitsa
© Dvorulitsa
Superparque. Imagen © Meganom
Superparque. Imagen © Meganom

Para que la calle-jardín pueda ser diseñada, el primer paso es investigar el área y luego crear diferentes zonas para determinar su distribución espacial. La facilidad de navegación, accesibilidad, seguridad, funcionalidad, conveniencia y comodidad son prioridades clave. Una vez que se establece el marco general de calle-jardín, el proyecto pasa a su segunda fase en donde los residentes son invitados a participar, teniendo la posibilidad de desarrollar y personalizar aún más el diseño dentro de él, agregándoles diferentes elementos urbanos como por ejemplo: rutas de ciclismo y senderos para caminar, cafés, jardines y parques, áreas deportivas, áreas para mascotas, áreas de juego, centros comunitarios, talleres y más.

La belleza del proyecto Dvorulitsa es que acepta la realidad de las áreas que actualmente se consideran indeseables y utiliza todo su potencial. La calle-jardín ofrece las comodidades del centro de la ciudad al tiempo que conserva las mejores cualidades de los distritos residenciales: silencio, tranquilidad y espacios verdes. Al reutilizar el espacio que actualmente no se usa, el suelo urbano se utiliza de manera más eficiente y los residentes locales están facultados para hacerse cargo y enorgullecerse de los terrenos que los rodean.

Para aprender más sobre el proyecto y la inspiración detrás de él, le hicimos algunas preguntas a Yuri Grigoryan, fundador de Meganom, y a Alena Shlyakhovoy, arquitecta responsable del proyecto.

Paso 1. Imagen © Dvorulitsa
Paso 1. Imagen © Dvorulitsa

Paso 1. Imagen © Dvorulitsa Paso 2. Imagen © Dvorulitsa Paso 3. Imagen © Dvorulitsa Paso 4. Imagen © Dvorulitsa + 16

ArchDaily: ¿Qué los inspiró a explorar las oportunidades de la periferia? Por ejemplo, ¿fue una observación cultural / social, económica o de calidad de vida?

Meganom: Es difícil decir que cualquiera de los tres puntos mencionados anteriormente es más o menos importante que los otros. En términos generales, esta es una larga historia, que comenzó en 2008 con el proyecto "Green River", luego se elaboró con numerosas investigaciones e ideas de diferentes oficinas como "Old Moscow. The Inventory", "Archaeology of The Periphery" y otras.

El objeto clave de nuestro interés no era la periferia en sí, sino la totalidad de Moscú. Todos estos fueron un intento de entender cómo es esta ciudad y cómo podemos (o debemos) actuar aquí junto con una clara comprensión de sus carencias y potencialidades. Este enfoque algunas veces requiere crear nuevas herramientas e instrumentos de diseño para generar nuevos cambios, siempre con un sentimiento de amor inconsciente y deseo de salvar la ciudad tal como es.

Sin embargo, no es estrictamente un trabajo de planificación urbana: los aspectos teóricos y educativos de este proyecto son muy importantes para nosotros, y estamos constantemente en conversaciones públicas con expertos de diferentes campos.

Antes. Imagen © Dvorulitsa
Antes. Imagen © Dvorulitsa
Después. Imagen © Dvorulitsa
Después. Imagen © Dvorulitsa

AD: ¿Pueden describir por qué el concepto de “cotidianidad” es fundamental para este proyecto, para la planificación urbana y la sociedad en general?

M: Una imagen de la vida cotidiana, los cambios de estilo de vida, los negocios diarios o la rutina en general es el punto final de toda gran estrategia o proyecto. Eso es lo que realmente importa, lo que realmente podemos sentir.

AD: ¿Pueden explicar la importancia de centrarse en el entorno natural y los espacios verdes - el superparque - como concepto general?

M: El concepto de superparque es una imagen del posible futuro de Moscú. En general, no solo funciona para Moscú, sino para cada ciudad post-socialista. La principal idea es que la calidad del entorno urbano no depende de la tipología de la vivienda, sino de la calidad y el diseño del espacio entre los edificios. Hablando de la periferia, sería casi imposible imaginar una ciudad post-soviética diferente de cómo ellas son, por eso, necesitamos actuar dentro de la estructura que ya existe, subvirtiendo su lógica a favor de la calidad de vida de sus habitantes.

El potencial de la periferia es muy grande, pero está oculto y tenemos que desvelarlo. Tenemos que dejar de desacreditar el desarrollo de viviendas masivas soviéticas, debemos ver, usar y hacer cumplir su singularidad: la escala de los espacios abiertos, la sensación de aire, la abundancia de luz solar y vegetación, la calma y tranquilidad, todas las ventajas de la vida en este gran y ya muy verde parque residencial postsoviético. El superparque ya existe, pero solo necesita ser activado, un poco mejor diseñado y actualizado para los ciudadanos contemporáneos (no más soviéticos).

AD: ¿Cuál consideran que es la mayor ventaja de utilizar los espacios existentes? ¿Cuál es el mayor desafío?

M:

Las mayores ventajas son:

  • Este enfoque es la forma menos agresiva de transformación y tal vez la única posible cuando hablamos de la parte más grande y más habitada de la ciudad;
  • Es más sabio (política y económicamente) apreciar su pasado como parte de su identidad que reclamarla como un fracaso y tratar de construirla desde el principio.

Los mayores retos son:

  • Una magnitud de cambios urgentes;
  • Particularidades políticas y jurídicas de la situación;
  • La confiabilidad de los planes a largo plazo (afirmamos que debemos actuar lentamente paso a paso y ser muy sensibles al contexto y también muy adaptables).

AD: ¿Podría explicar el papel y la importancia de “descongelar" para que este proceso sea flexible y adaptable a cualquier ciudad?

Antes. Imagen © Dvorulitsa
Antes. Imagen © Dvorulitsa
Después. Imagen © Dvorulitsa
Después. Imagen © Dvorulitsa

M: La idea central de "descongelar" es intentar hacer lo menos posible de cosas nuevas. Nuestra estrategia consiste en activar y priorizar los patrones existentes de comportamiento de los ciudadanos, el desarrollo y la aplicación del potencial de la morfología urbana existente. Se trata de ser muy sensible, muy suave y comprometedor, y también muy gradual y sistemático, sin importar el entorno.

AD: ¿De qué manera necesitaría este proyecto adaptarse para trabajar en otras grandes ciudades? ¿Qué tan esencial es la naturaleza postsoviética de la ciudad?

M: El método en sí y la manera de encontrar formas se pueden aplicar fácilmente a otros entornos, pero el propósito del espacio puede variar. Dvorulitsa se desarrolló como un espacio semipúblico para llenar el vacío entre dos condiciones muy específicas: super-privado (apartamento personal) y súper-público (espacios públicos o de nadie). En otros entornos, las calles-jardín pueden volverse más comerciales, más recreativas, por ejemplo.

AD: ¿Cómo imaginas el umbral, en donde el superparque se encuentra con la ciudad? ¿Cómo es la transición?

M: Incluso hoy en día, una transición entre el centro de la ciudad y su periferia es lo suficientemente gradual, no hay una frontera rígida. Durante la investigación, hemos encontrado una tipología específica de bloques: "superbloques". Parecen una mezcla de desarrollo urbano en cinta, plan libre de vivienda masiva soviética y la verticalidad de los edificios construidos entre los años 1990-2000. Los superbloques componen algo así como una "zona de amortiguamiento" entre el centro histórico de la ciudad y sus alrededores. Este tipo de tejido urbano es el más complicado e interesante para el proyecto.

AD: ¿Qué sucede si este proyecto es lo suficientemente exitoso como para atraer a más personas de los centros de las ciudades a la periferia? ¿Sería eso positivo o negativo?

Antes. Imagen © Dvorulitsa
Antes. Imagen © Dvorulitsa
Después. Imagen © Dvorulitsa
Después. Imagen © Dvorulitsa

M: El objetivo principal del proyecto es hacer que la periferia no sea una copia, sino una alternativa al centro de la ciudad (si hablamos de ciudades post-socialistas). Eso significa que ambos son muy diferentes y coinciden con diferentes estilos de vida. El escenario, con muchas personas dejando el centro para vivir en la periferia, no es algo realmente posible o creíble.

AD: ¿Qué crees que debe ocurrir para garantizar que estos cambios se mantengan a largo plazo?

M: Nos gusta pensar que Dvorulitsa es un tipo de proyecto artístico, pero que tiene muchas medidas diferentes: política, jurídica, social, etc. La idea se puede realizar por partes, en diferentes etapas y fases, podría ser solo un conjunto de nuevas leyes de uso de suelo o división de suelo. Somos conscientes de que la parte jurídica es la más importante para que este proyecto un día pueda transformarse en realidad.

Tekstilshchik: antes y después. Imagen © Dvorulitsa
Tekstilshchik: antes y después. Imagen © Dvorulitsa

AD: ¿Qué cambios sociales, económicos o políticos más amplios esperan que promueva Dvorulitsa?

M: Una vez organizamos una conferencia de 2 días para discutir esta pregunta con filósofos, expertos políticos, economistas, artistas callejeros, etc. Así que hay mucho que decir. Para ser breve, obviamente el proyecto trata sobre las relaciones entre el gobierno, los ciudadanos y el suelo de la ciudad. Realizarlo en toda su extensión significa cambiar muchos sistemas políticos y sociales existentes.

Podemos discutir Dvorulitsa en el sentido de los actuales sistemas rusos de división y propiedad de suelo: hoy en día hay una gran cantidad de terrenos de nadie en las áreas residenciales (pertenecen a la ciudad, pero no a las personas que viven allí), y esa es una de las principales causas de que estos sitios se encuentren olvidados y descuidados; el proyecto propone una redefinición de la propiedad de la tierra para que las personas pasen a cuidarla colectivamente. Ser propietario de un terreno significa también la responsabilidad de cuidarlo, la capacidad de tomar decisiones sobre lo que sucede allí y de sacar provecho de ello. Así que podemos discutir el proyecto como una herramienta de replanteamiento/activación de la economía de una ciudad en el sentido de nuevos impuestos, arriendos y emprendimiento. Pero también en el sentido de construir nuevas comunidades, con un compromiso cívico y con conciencia de los ciudadanos en general.

Ver la galería completa

Sobre este autor/a
Cita: Schires, Megan. "Dvorulitsa, el proyecto de Meganom que propone mejorar la calidad de vida de la periferia en Moscú" [Dvorulitsa Project by Meganom Proposes Reinvesting in Cities' Peripheries to Improve Urban Environments] 28 abr 2019. ArchDaily Perú. (Trad. Caballero, Pilar) Accedido el . <https://www.archdaily.pe/pe/915909/el-proyecto-dvorulitsa-de-meganom-propone-reinvertir-en-las-periferias-de-las-ciudades-para-mejorar-los-entornos-urbanos> ISSN 0719-8914

Más entrevistas en nuestro Canal de YouTube

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.