Agrandar imagen | Ver tamaño original
Un coworking con un jardín secreto que rinde homenaje al modernismo del barrio de GràciaHasta el siglo XVIII, el barrio de Gracia era un pueblo rural articulado por dispersas masías típicamente catalanas, conventos religiosos y alguna casa señorial que la alta burguesía de Barcelona utilizaba para el veraneo. A partir del siglo XIX, con la Segunda Revolución Industrial y el derribo de las murallas medievales que aprisionaban Barcelona, el barrio se convirtió en pieza clave de la expansión urbanística de la ciudad. Los antiguos campos de cultivose convirtieron en terrenos para edificar e instalar las nuevas industrias. La urbanización del Paseo de Gracia, lugar favorito para los paseos dominicales de los burgueses, propició que la Vila de Gràcia se anexionara definitivamente a Barcelona en el año 1897. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir