Agrandar imagen | Ver tamaño original
Construida originalmente como sede del Partido Comunista Finlandés, la Casa de la Cultura (Kultuuritalo en finlandés) se estableció desde el momento de su creación como una de las salas de conciertos más populares de Helsinki [1]. Compuesta por un bloque de oficinas rectilíneo con terminaciones en cobre, un auditorio curvo de ladrillo y una larga marquesina vinculando a ambos, la Casa de la Cultura representa un momento culmine en la obra arquitectónica de Alvar Aalto desarrollada en ladrillo rojo durante la década de 1950. Cuando comenzaron los trabajos para diseñar la Casa de la Cultura en 1955, la oficina de Aalto estaba simultáneamente ocupada con una carga considerable de trabajo derivada de otros encargos. Muchos diseños se encontraban a la vez en la mesa de dibujo durante ese período, desde una casa-estudio en Helsinki hasta una gran sala de conciertos en Oulu [2]. También, se encontraban en etapa de construcción otros múltiples proyectos diseñados por la oficina, incluida la primera fase de la Universidad Pedagógica de Jyväskylä. Sin embargo, fue la Casa de la Cultura la que se convertiría luego en el diseño más memorable producido por Alvar Aalto en ese año [3]. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir