Agrandar imagen | Ver tamaño original
La industria de la construcción civil mueve recursos económicos considerables en todo el mundo, genera innumerables empleos y muchos ingresos. Al mismo tiempo, también presenta impactos negativos que incluyen el consumo de los recursos naturales y la elevada generación de residuos, desde las etapas constructivas a las demoliciones. Para tener una idea, en Brasil se estima que el 61% del total de residuos generados son representados por los Residuos de Construcción y Demolición y 28% por los residuos domiciliarios [1]. Entre el 12 y 15 de marzo de 2019 se realizó en São Paulo la 17ª edición de la EXPO REVESTIR, feria de diseño y construcción que reunió a empresas y más de 60 mil profesionales. Entre los diversos expositores, notamos una gran preocupación en desarrollar productos que, además de los aspectos estéticos y funcionales, puedan contribuir con la sostenibilidad. Aunque la industria produce residuos en casi todos sus procesos, la construcción civil cuenta con la ventaja de conseguir absorber gran parte de los residuos que produce, desarrollando productos a partir de materias primas desechadas, escombros o hasta residuos de otras áreas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir