Agrandar imagen | Ver tamaño original
Como una hoja que cae, el cepario se posa sobre la tierra. Ligero, delicado, geométricamente perfecto. Como si fuese el resultado de la evolución de una especie que se adapta al sitio, el cepario provee tres espacios relacionados al meticuloso crecimiento de bacterias: almacenamiento, laboratorio, y lounge se organizan alrededor de un núcleo museográfico que informa sobre el funcionamiento de Biosiembra. Entrar a este núcleo es como transportarse a la esencia de lo que hay detrás del sano crecimiento de frutas, verduras, plantas y flores. Este espacio muestra como a nivel molecular y de forma casi mágica, residuos agrícolas se transforman en ricos nutrientes para otras especies. Un ciclo de vida se completa. Al frente está el lounge, el incubador de ideas. En el centro un sofá se orienta hacia la hermosa vista del valle. Al fondo las montañas, un elemento de inspiración y de concientización de escalas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir