Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto parte de la preexistencia de una antigua casa en ruinas de los años 60 ubicada en Lomas de Chapultepec, de la cual se saca el máximo provecho a la estructura existente. Se ingresa a la vivienda por un largo pasillo en planta baja que atraviesa la cochera, para encontrar un gran vacío que se abre al cielo con un espejo de agua, generando un juego de luces y sombras; ahí se accede por una escalera que flota sobre el mismo espejo para ingresar a la casa. En este mismo nivel, por debajo del jardín se encuentra un salón de juegos con posibilidad de convertirse en una pequeña suite que cuenta con un gran ventanal que tiene como elemento de remate éste gran vacío del acceso. En el primer nivel de la casa se encuentra un vestíbulo de acceso con un pequeño jardín, el cual integra el interior con el exterior. Al subir las escaleras encontramos un gran espacio público el cual se abre para conectarse con el exterior. Al frente contamos con una terraza que a su vez se integra al jardín de la casa y en la parte posterior se encuentra un patio interior en donde se ubica un espejo de agua con un guayabo japonés, que es el eje central y focal de todos los espacios interiores de la casa. Los dos siguientes medios niveles son la parte privada de la casa donde se encuentran las recámaras. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir