Agrandar imagen | Ver tamaño original
La producción de alimentos depende directamente de las abejas, y su desaparición tendría efectos catastróficos en la humanidad. Textos alarmantes circulan por todo Internet sobre cómo estos pequeños insectos se están muriendo. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el 75% de los cultivos alimentarios del mundo dependen de las abejas. Por ejemplo, una fresa bien formada sólo es posible si docenas de abejas pasan la flor en el momento correcto y la polinizan. Sin ellos, se vería más como una pasa. Hay mucha controversia en cuanto a las causas de la disminución. Los expertos culpan a los pesticidas, pero también a los parásitos, la pérdida de hábitat natural y el cambio climático. La agricultura industrial es identificada como una de las amenazas principales. La fumigación de herbicidas y pesticidas afecta el sistema nervioso central de las abejas, lo que resulta en parálisis y muerte. Los productos químicos utilizados en la agricultura han dado lugar a tasas bajas de reproducción de abejas y una mayor prevalencia de parásitos en las colonias. El monocultivo también destruye la diversidad de las fuentes de alimento para abejas, reduciendo drásticamente los recursos disponibles para la recolección de polen. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir