Agrandar imagen | Ver tamaño original
Más allá de satisfacer una función arquitectónica, el programa de esta residencia responde a una necesidad superior: una búsqueda holística de completa comunión e interacción con la naturaleza que la envuelve y la atraviesa. Situada en Playa Blanca, Zihuatanejo, Lyons Garden se constituye alrededor de un jardín central que se apodera de todo.  Un pasaje conecta los volúmenes interiores proponiendo un recorrido lleno de contrastes y sorpresas: por momentos se puede apreciar el jardín, el mar e incluso unos juegos de sombras que las columnas de concreto gris y tepetate rojo producen en complicidad con la luz. Este corredor conduce a unas escaleras que llevan a un mirador desde el cual se puede contemplar el cielo, las estrellas y la inmensidad del océano.  La residencia cuenta con dos recamaras, baños con jardín interior, un estudio, un salón de usos múltiples y una extraordinaria área de meditación con vista al océano. Gracias a una notable apertura circular en la cubierta de este salón, la lluvia, el viento, la luz y el hábitat natural se integran libre y fluidamente al espacio. Además, un canal de nado se introduce e incorpora la alberca, oficiando de acceso alternativo a esta área y diluyendo los límites entre el espacio interior y exterior; no hay fronteras, como es adentro es afuera. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir