Agrandar imagen | Ver tamaño original
Si consideramos que las personas pasan gran parte del día en sus puestos de trabajo, el confort visual y la regulación de la luz a lo largo de la jornada es importante. La iluminación para espacios de trabajo, conocida como iluminación laboral, es la encargada de resolver de la mejor forma las necesidades lumínicas concretas de cada trabajo, adaptándose a los cambios de luz durante el día, mejorando el rendimiento, proporcionando bienestar y cuidando la salud. El nivel de iluminación óptimo para una tarea determinada corresponde al mayor rendimiento con una minima fatiga. El principal desafío es encontrar el balance entre los gastos de instalación y mantenimiento con la funcionalidad y riqueza visual.  Para obtener una iluminación precisa podemos recurrir a sistemas uniformes, localizados y mixtos.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir