Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ubicado en una costa rocosa, azotada por el viento y orientada al sur; esta casa de retiro se encuentra en el paisaje para armonizar con su entorno y minimizar la exposición al clima. La casa es un refugio de vacaciones para una familia de cuatro, que deseaba una casa de bajo impacto con una fuerte conexión con la tierra y el mar. La solución de diseño utiliza una geometría de forma de "cuña" simple, que imita la pendiente de la ladera, y está metida en una depresión natural en la costa para disminuir su impacto visual. Los espacios habitables se abren completamente en los lados norte (jardín) y sur (agua) a través de un sistema personalizado de puertas corredizas. Las habitaciones se centran principalmente en la ladera boscosa más privada hacia el oeste y la cocina se abre a un promontorio de roca adyacente al este. Al estar la casa expuesta al clima extremo, dada su ubicación, se opta por poner paneles deslizantes en las aberturas principales para protegerlas de las tormentas invernales y para proporcionar seguridad cuando la casa este deshabitada.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir