Agrandar imagen | Ver tamaño original
La industria de la construcción ha evolucionado a lo largo del tiempo, pero siempre a través de los constructores. ¿Qué sucede cuando las personas ya no son parte del edificio y la construcción? Esta es la pregunta formulada por la empresa multinacional británica de infraestructura Balfour Beatty, y han publicado su respuesta en el 2050 Innovation Paper. El informe de la industria se ha convertido en un punto de referencia para quienes observan la evolución de los edificios y el diseño. El informe de Balfour Beatty trae una serie de conclusiones: los robots trabajarán en equipos para construir estructuras complejas utilizando nuevos materiales, todo a través de procesos automatizados de ensamblaje y construcción. Los drones que vuelan por encima escanearán el sitio, inspeccionarán el trabajo y usarán los datos recopilados para predecir y resolver problemas antes de que surjan, enviando instrucciones a excavadoras robóticas y a constructores automáticos sin necesidad de participación humana. El resultado es un proceso de construcción libre de humanos, en el que el rol del constructor pasa a ser el de "supervisor", gestionando los proyectos de forma remota. En esta visión del futuro, los últimos humanos en abandonar el sitio de construcción estarían usando exoesqueletos robóticamente mejorados y tecnología de control neuronal para mover y controlar maquinaria y otros robots en el sitio. Estas máquinas eventualmente funcionarían como un mecanismo de seguridad, los riesgos de construcción y los accidentes laborales podrían reducirse a tasas muy cercanas a cero. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir