Cero desperdicio en la arquitectura: repensar, reducir, reutilizar y reciclar

Cero desperdicio en la arquitectura: repensar, reducir, reutilizar y reciclar

Las actividades económicas humanas dependen naturalmente del ecosistema global, y las posibilidades de crecimiento económico pueden verse limitadas por la falta de materias primas para abastecer los stocks industriales y comerciales. Mientras que para algunos recursos todavía hay reservas sin explotar, como ciertos metales y minerales, existen otros, como los combustibles fósiles e incluso el agua, con serios problemas de abastecimiento en muchos lugares.

Es innegable que la industria de la construcción tiene un impacto significativo en el planeta. Enormes cantidades de recursos, materiales, agua y energía se explotan, procesan y consumen para la ejecución de una obra, limitándose a la vida útil de los edificios. El Consejo Internacional de la Construcción (Conseil International du Bâtiment - CIB) señala que la construcción civil es el sector humano que consume la mayor cantidad de recursos naturales, utilizando energía de manera intensiva. Este impacto se ve exacerbado por procesos productivos ineficientes, el desplazamiento de suministros y el desperdicio excesivo durante varias otras etapas de la construcción. Existen muchos problemas que abordar para hacer que nuestro mundo sea más sostenible y eficiente. Pero, ¿qué está a nuestro alcance como arquitectos?

Es cierto que la humanidad ya no puede explotar los recursos ambientales como si fueran infinitos y, sobre todo, debe dejar de generar tanto desperdicio. Ser más eficiente en el uso de los recursos es un camino hacia el crecimiento económico sostenible. Esto se traduce en una menor demanda de recursos y energía, así como en una menor generación de residuos. Siempre es bueno pensar que cuando se habla de nuestro planeta, no hay nada que deba "desecharse". Este mantra problematiza las estadísticas que muestran que en Brasil, por ejemplo, los residuos de construcción representan entre el 50% y 70% del total de los residuos generados.

Wrightwood 659 Exhibition Space / Tadao Ando Architect and Associates. Image © Jeff Goldberg / ESTO
Wrightwood 659 Exhibition Space / Tadao Ando Architect and Associates. Image © Jeff Goldberg / ESTO

El concepto de economía circular busca cambiar este paradigma. Está inspirado en mecanismos naturales que funcionan en un proceso continuo de producción, reabsorción, reciclaje, autogestión y regulación natural, donde los residuos son el insumo para la producción de nuevos productos. A diferencia de la economía lineal, donde un producto se crea, se usa y luego se convierte en desperdicio, en una economía circular el producto vuelve a ser parte del proceso de producción. Así es como puede romperse la relación entre el crecimiento económico y el mayor consumo de recursos naturales, utilizando procesos más eficientes, inteligentes y sostenibles.

Transformation of 530 dwellings / Lacaton & Vassal + Frédéric Druot + Christophe Hutin architecture. Image © Philippe Ruault
Transformation of 530 dwellings / Lacaton & Vassal + Frédéric Druot + Christophe Hutin architecture. Image © Philippe Ruault

En resumen, la economía circular se refiere a la utilización máxima y la eliminación correcta de los desechos reciclables y orgánicos, así como a la reducción (o incluso el cese) de la eliminación de estos materiales a los vertederos. Además, y muy importante, requiere una mayor eficiencia y el desarrollo de nuevos modelos de negocio. Busca reducir las ineficiencias a lo largo del ciclo de vida del producto, desde la extracción de la materia prima hasta la utilización, a través de una gestión de recursos más eficiente, maximizando la vida del producto y minimizando o finalizando la generación de residuos.

En la misma línea, ciudades, eventos, empresas y otros ya están abordando el concepto de Basura Cero o Zero Waste. Según ZWIA (Zero Waste International Alliance), Zero Waste es “un objetivo ético, económico, eficiente y visionario para guiar a las personas a cambiar sus prácticas y formas de vida para alentar ciclos naturales sostenibles, donde todos los materiales están diseñados para permitir su recuperación y post-consumo". Repensar, reutilizar, reducir y, en última instancia, reciclar. Son estas 4 R las que encarnan el concepto y pueden ser aplicables al funcionamiento de una casa, una ciudad, un edificio, y un país. Por supuesto, también son aplicables a proyectos y construcciones:

Repensar se relaciona con cambiar la forma en que pensamos sobre las cosas. Romper paradigmas, incluir nuevos materiales y soluciones, y reconsiderar los precedentes. Esta categoría puede variar desde simplemente repensar pequeños lujos y decisiones estéticas de diseño, hasta invertir en prácticas más sostenibles que puedan afectar la vida del edificio. Estas prácticas pueden incluir trabajar con materiales locales, comprender diversas limitaciones de diseño y finalmente tomar decisiones mejores y más informadas.

© José Tomás Franco
© José Tomás Franco

La idea de reducir también puede ser muy compleja. Puede significar disminuir la cantidad de concreto en una estructura al redimensionarla conscientemente o diseñando sistemas livianos que utilizan menos materias primas y menos recursos en lugar de estructuras pesadas y densas. También puede significar disminuir la generación de desechos en el sitio al optar por sistemas de construcción en seco. La reducción puede ser particularmente efectiva cuando se elimina la necesidad de enfriamiento o calefacción al especificar correctamente los materiales, o cuando la huella de carbono se reduce significativamente al utilizar un material producido más cerca del lugar de construcción. Pensar en toda la vida del material también es esencial. ¿Cómo envejece, cuál es su mejor destino después de que termine su vida útil? En este sentido, considerar materiales de mayor duración puede ser una decisión acertada.

Pero este problema de reducción puede necesitar aplicarse también a nuestras ciudades. De hecho, si queremos construir un mundo más sostenible, las decisiones deben pasar inevitablemente por las ciudades, donde vive más de la mitad de la población mundial y donde se consume más del 80% de toda la energía mundial. En este sentido, la reducción puede referirse al tamaño del espacio urbano, ya que las ciudades compactas concentran diversidad, oportunidades, conocimiento y cultura, optimizando la infraestructura conectada por sistemas de transporte eficientes.

Empire Stores / S9 Architecture. Image © Imagen Subliminal
Empire Stores / S9 Architecture. Image © Imagen Subliminal

La reutilización puede abordarse desde la reutilización de materiales como la madera maciza o incluso en piezas de acero estructural, revestimientos, vidrios, tabiques, entre otros elementos. También puede referirse a la reutilización de edificios para nuevos propósitos: transformar fábricas en oficinas, hoteles en viviendas, y así. Antes de demoler y dirigir toneladas de escombros a los vertederos, y luego comenzar una construcción desde cero, la estructura existente debe considerarse para su reutilización. Nos hemos centrado mucho en este tema en los últimos años. Desde el diseño arquitectónico, también es posible crear edificios que puedan tener una mayor flexibilidad para todas las etapas de su vida útil, posibilitando diferentes usos. Por lo general, una planta libre puede compartimentarse de la manera más conveniente para un uso particular. Trabajar con módulos inteligentes también es algo que puede ayudar. De esta manera, incluso las instalaciones eléctricas e hidráulicas pueden diseñarse para abrir las posibilidades de cada proyecto.

Refurbishment Of 906 School In Sabadell / H Arquitectes. Image © Adrià Goula
Refurbishment Of 906 School In Sabadell / H Arquitectes. Image © Adrià Goula

El reciclaje es la última de las R, pero no la menos importante. Se trata de aprovechar los desechos para crear otro producto, que puede tener características y usos diferentes o similares. Esto evita que los materiales se descarten y sobrecarguen los vertederos, interrumpiendo su ciclo. Si pensamos en nuestras ciudades y en su enorme stock de edificios ya construidos y que necesitan mejoras, podemos imaginar el potencial para la reutilización de los materiales que componen sus estructuras, mampostería, cierres, etc. Ya existe un nombre para este concepto: Minería urbana. En lugar de explotar los recursos naturales, y con el apoyo de la tecnología, “la minería urbana es un término que simboliza la ciudad del mañana. Vincula una perspectiva amplia con el impulso creativo y esto debe enfatizarse particularmente con herramientas útiles y escalables que ya existen. Estas incluyen aquellas que permiten cuantificar materias primas secundarias, técnicas de recuperación y reciclaje, digitalizar patrones de reciclaje en información estructural, análisis de rentabilidad y sectores comerciales, y aquellas que procesan y recuperan materiales valiosos". [1]

House Rehabilitation / BAST. Image Cortesia de BAST
House Rehabilitation / BAST. Image Cortesia de BAST

La flexibilidad y la reutilización de materiales son aspectos clave para la sostenibilidad. La industria de la construcción debe cambiar, y ya está cambiando, para adaptarse a las necesidades de los nuevos tiempos. En lugar de ser una industria atrasada, que consume mucho y depende de recursos naturales cada vez más escasos, tiene el poder de convertirse en un vector de cambio que impactará en muchos otros campos.

Con más de la mitad de la población mundial viviendo en ciudades, este futuro dependerá inevitablemente de la recuperación y el reciclaje de los materiales presentes en el "ecosistema urbano", y de una mayor conciencia de nuestro impacto en cada acción que tomemos. Por lo tanto, además de pensar y construir edificios sostenibles de alto rendimiento, es esencial considerar las expectativas y preocupaciones de las personas, involucrándolas especialmente en los procesos.

Referencia
[1] Hillebrandt, Annette; Riegler-Floors, Petra; Rosen, Anja; Seggewies, Johanna-Katharina. Manual of Recycling: Building as Sources of Materials. Edition Detail. 2019

Galería de Imágenes

Ver todo Mostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Souza, Eduardo. "Cero desperdicio en la arquitectura: repensar, reducir, reutilizar y reciclar" [Lixo Zero na arquitetura: Repensar, reduzir, reutilizar e reciclar] 29 dic 2019. ArchDaily Perú. (Trad. Franco, José Tomás) Accedido el . <https://www.archdaily.pe/pe/930671/cero-desperdicio-en-la-arquitectura-repensar-reducir-reutilizar-y-reciclar> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.