La curiosa historia y belleza de los pueblos urbanos de Shenzhen

La curiosa historia y belleza de los pueblos urbanos de Shenzhen

La megaciudad china de Shenzhen muestra todas las características de una metrópolis moderna en auge. Las concurridas (y ruidosas) autopistas de cinco carriles se abren paso a través de islas de brillantes rascacielos de vidrio, que se elevan desde podios llenos de tiendas de diseñadores, frente a vastas plazas, activadas por jóvenes profesionales que alimentan la floreciente economía tecnológica de la ciudad. Tal escena es realmente notable teniendo en cuenta que antes de 1980, Shenzhen no era más que un pueblo pesquero provincial de 60,000 personas. Hoy, esa cifra ha aumentado a 13 millones.

Esto plantea la cuestión de cómo el entorno urbano acogió una explosión demográfica tan rápida en tan poco tiempo. La respuesta se encuentra en las "Aldeas Urbanas" de la ciudad, manifestaciones notables del pasado y el presente de Shenzhen, aunque probablemente no de su futuro.

© Niall Patrick Walsh © Niall Patrick Walsh © Niall Patrick Walsh Casco antiguo de Nantou. Imagen de URBANUS. Imagen © UABB 2017 + 15

Casco antiguo de Nantou. Imagen de URBANUS. Imagen © UABB 2017
Casco antiguo de Nantou. Imagen de URBANUS. Imagen © UABB 2017

En el Shenzhen de hoy, las aldeas urbanas son una especie de anomalía. Visto desde arriba, contradicen el grano urbano de la ciudad, con grupos apretados de techos coloridos agrupados en manzanas, cada torre de concreto ocupa una fracción de la huella de las relucientes torres de vidrio y centros comerciales que los rodean. Desde el principio, la experiencia es igual de surrealista. Las aldeas urbanas adquieren el aura de las ciudades amuralladas; laberintos de torres de hormigón de siete pisos, adornadas con revestimiento exterior de azulejos, tuberías de servicio, cables telefónicos, ventanas enrejadas y unidades de aire acondicionado.

© Niall Patrick Walsh
© Niall Patrick Walsh

Si bien la ciudad circundante se define por calles anchas y vastos espacios públicos, las aldeas urbanas ofrecen justamente lo contrario: estrechos callejones que atraviesan los densos bloques residenciales, activados por talleres a nivel de la calle, restaurantes de pescado y fruterías. La poca luz natural que rebota en las fachadas abarrotadas se ve obstaculizada aún más por una mezcla de letreros, toldos y cableado. Mientras tanto, las pasarelas colgantes sobre las calles, unen bloques residenciales en los niveles superiores y transforman la experiencia urbana en un laberinto tridimensional.

© Niall Patrick Walsh
© Niall Patrick Walsh

Por lo tanto, no sorprende que los lugareños se refieran a estos bloques como "handshake buildings" (edificios de apretón de manos), derivados de la capacidad de los residentes de cruzar la calle desde la ventana de su apartamento y estrechar la mano de su vecino. En el interior, los apartamentos son pequeños, ya sea unidades tipo estudio o de una habitación, con cuatro o cinco unidades por nivel en cada edificio. Las plantas bajas a menudo son de uso mixto, con servicios como oficinas de correos, agentes de telefonía móvil y escuelas que atienden a los miles de residentes de arriba. Al ser el hogar de casi la mitad de la población de la ciudad, las aldeas urbanas podrían describirse como el corazón palpitante de Shenzhen.

© Niall Patrick Walsh
© Niall Patrick Walsh

Los orígenes de las aldeas urbanas encarnan el crecimiento urbano explosivo en Shenzhen en los últimos 40 años. En 1980, la región fue designada Zona Económica Especial, una decisión tomada por el gobierno de Beijing para experimentar con los efectos del capitalismo de mercado en China. El gobierno comenzó a comprar vastas áreas de tierras de cultivo en la región a los aldeanos locales, quienes se quedaron sin la tierra para continuar sus industrias agrícolas, pero aún en posesión de los terrenos en sus aldeas. A medida que las industrias tecnológicas y manufactureras subsidiadas por el estado crecieron a su alrededor, y millones de ciudadanos acudieron en masa a Shenzhen en busca de empleo, los propietarios comenzaron a utilizar los antiguos terrenos de su aldea como apartamentos alquilados. El resultado fue lo que vemos hoy: islas de torres compactas agrupadas entre el paisaje comercial, construidas rápidamente con pocas regulaciones o consideraciones de planificación, con unidades interiores subdivididas que forman la columna vertebral del mercado de viviendas asequibles de Shenzhen.

© Niall Patrick Walsh
© Niall Patrick Walsh

Shenzhen pudo crecer de manera tan explosiva debido a su crecimiento demográfico que fue paralelo a cómo se desarrollaron las industrias, la producción y la fabricación, pero la mayoría de estos inmigrantes que llegaron a la ciudad vivían principalmente en viviendas de alquiler construidas por los aldeanos [...] No es un eufemismo decir que proporciona viviendas económicas y asequibles a la fuerza laboral general, las aldeas urbanas son el factor más grande, y el más importante, para facilitar este rápido crecimiento de la urbanización en Shenzhen.
-Juan Du, decano asociado de arquitectura en la Universidad de Hong Kong, hablando con el Financial Times

Casco antiguo de Nantou. Imagen de URBANUS. Imagen © UABB 2017
Casco antiguo de Nantou. Imagen de URBANUS. Imagen © UABB 2017

Incluso con Shenzhen firmemente establecido como el "Silicon Valley de China", las aldeas urbanas continúan desempeñando un papel vital en la economía. Aproximadamente 7 millones de personas viven en estas áreas, desde estudiantes y comerciantes hasta ingenieros y programadores para las compañías tecnológicas globales de la ciudad. Como muchas aldeas urbanas se encuentran en áreas centrales de la ciudad, también representan un santuario para los residentes de bajos ingresos que de otro modo desaparecerían de los centros urbanos. Más allá de su importante papel de vivienda, las aldeas urbanas también sirven como depósitos de la memoria colectiva local, una anomalía rara en una ciudad cuyo tejido urbano evoluciona semanalmente.

© Niall Patrick Walsh
© Niall Patrick Walsh

A pesar de su papel vital en la vida cotidiana de Shenzhen, las aldeas urbanas se encuentran en una encrucijada. En los últimos veinte años, la mitad de estos distritos han sido demolidos en nombre de la renovación urbana. Si bien los funcionarios de la ciudad ven la demolición como una forma de reprimir las actividades delictivas y mejorar la identidad visual de la ciudad, las inmobiliarias se sienten atraídas por la tierra lucrativa en la que se encuentran estas aldeas y la perspectiva de empresas más rentables desde rascacielos hasta centros comerciales. La demolición se facilita aún más por la manera informal en que crecieron estas aldeas urbanas, con muchos ocupantes que no tienen papeles o acuerdos para usar como protesta contra el desalojo, y una complicada red de propiedad de viviendas en las unidades residenciales.

Diseño e investigación urbana del casco antiguo de Nantou + Diseño arquitectónico del lugar UABB / URBANUS. Imagen © Chao Zhang
Diseño e investigación urbana del casco antiguo de Nantou + Diseño arquitectónico del lugar UABB / URBANUS. Imagen © Chao Zhang

La historia de los pueblos urbanos, y su demolición, formaron el tema central de la Bienal de Urbanismo/Arquitectura Bi-City 2017 (UABB), ubicada en el casco antiguo de Nantou, una de las aldeas urbanas sobrevivientes de la ciudad. La Bienal, titulada "Las ciudades, crecen en la diferencia", se centró en la creciente división entre desarrollo urbano versus rural, rico versus pobre, desarrollo formal versus asentamiento informal, con el objetivo de explorar cómo las ciudades podrían fomentar la integración y la coexistencia. Aquí, los diseñadores y expositores eligieron la regeneración en lugar de la demolición, interactuando con los aldeanos para crear un enfoque de abajo hacia arriba para la planificación urbana, implementando alteraciones sutiles y estratégicas en las calles y edificios. Esto incluía mobiliario urbano, técnicas de construcción asequibles y la revitalización de una antigua fábrica en el corazón del pueblo para exhibir técnicas de regeneración.

Diseño e investigación urbana del casco antiguo de Nantou + Diseño arquitectónico del lugar UABB / URBANUS. Imagen © Chao Zhang
Diseño e investigación urbana del casco antiguo de Nantou + Diseño arquitectónico del lugar UABB / URBANUS. Imagen © Chao Zhang

Si la UABB demostró la interdependencia entre el urbanismo y los residentes, entonces la narrativa más amplia de las aldeas urbanas, su historia y su propósito, hablan de la interdependencia entre estas estructuras informales, agrupadas y ordinarias y los modernos rascacielos que las rodean. Si bien estas condiciones urbanas aparecen en polos opuestos, la estratificación adicional de la economía, la cultura y la política une los orígenes, el desarrollo y la operación del Shenzhen contemporáneo con sus históricas aldeas urbanas. Aunque uno podría presentar innumerables argumentos para la protección y adaptación de estas tipologías altamente vernáculas y utilizadas, el atractivo de sus valiosas ubicaciones en la ciudad probablemente continuará siendo la fuerza impulsora de su evacuación y demolición.

Casco antiguo de Nantou. Imagen © UABB 2017
Casco antiguo de Nantou. Imagen © UABB 2017

Irónicamente, estos grupos de concreto pueden ser víctimas de su propio éxito, subsumidos por un aumento del desarrollo moderno impulsado por las ganancias que, sin las aldeas urbanas, probablemente nunca habría comenzado.

Galería del Proyecto

Ver todo Mostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Walsh, Niall. "La curiosa historia y belleza de los pueblos urbanos de Shenzhen" [The Curious History and Beauty of Shenzhen's Urban Villages] 16 feb 2020. ArchDaily Perú. (Trad. Caballero, Pilar) Accedido el . <https://www.archdaily.pe/pe/933821/la-curiosa-historia-y-belleza-de-los-pueblos-urbanos-de-shenzhen> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.