Agrandar imagen | Ver tamaño original
Si bien el riesgo de COVID-19 está aumentando en todas partes del mundo, la situación en Wuhan permitió a los funcionarios detener las operaciones en los hospitales temporales establecidos para combatir el brote de Coronavirus. Antes de lo esperado, Wuhan, el epicentro de COVID-19, está cerrando sus 16 hospitales temporales debido a que los peligros de la pandemia se están disipando, la tasa de infección está disminuyendo y la propagación del virus ha sido limitada. Ubicada en la provincia de Hubei en China, Wuhan ha estado luchando con el virus desde principios de 2020 y ha estado durante los últimos dos meses en plena cuarentena. Las autoridades han declarado que las instalaciones de construcción rápida y eficientes han dado de alta a sus últimos pacientes recuperados el 1 de marzo. Establecidos para tratar a las personas con el coronavirus, los hospitales temporales de la ciudad rompieron todos los récords. China, acostumbrada a realizar proyectos monumentales rápidamente, superó todas las expectativas con sus instalaciones médicas. Estas misiones de ingeniería se inspiraron directamente en el hospital prefabricado erigido en Beijing durante el brote de SARS de 2003. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir