Agrandar imagen | Ver tamaño original
El lobby, conocido también como vestíbulo o hall, es un espacio diseñado para la recepción que se ubica de manera contigua al acceso de un edificio residencial o una vivienda individual, oficiando de área de transición entre el entorno urbano público y el programa privado. Suele ubicarse en las plantas bajas de los edificios, en vínculo estrecho con la calle, definiéndose como la "cara visible" del proyecto hacia el espacio exterior. Por este motivo, sus cualidades, su diseño, su estética y todos aquellos elementos que lo componen poseen una gran relevancia. Su función es relativamente flexible, pudiendo utilizarse como lugar de reunión, recepción o espera. En esta serie, once imágenes dan testimonio de la imaginación de los arquitectos y el oficio de los artesanos del período que va de la década de 1920 a la de 1950. Los intereses de Larrea son precisos: busca las construcciones art déco y racionalistas. El lobby, además de ser el lugar donde se desarrollan las reuniones de consorcio y se intercambian murmuraciones, es la antesala de la intimidad. Desde allí, los residentes y los visitantes se distribuyen hacia los departamentos, es decir hacia la misteriosa vida privada que se traiciona en los indiscretos pozos de luz. - Hugo Beccacece Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir