Agrandar imagen | Ver tamaño original
La crisis generada por la pandemia y el nuevo orden global que esta genera nos obligan a revisar y ajustar todos los Planes de Ordenamiento Territorial o el instrumento equivalente en cada una de nuestras ciudades Latinoamericanas.  Tanto en los países Latinoamericanos que tienen sistemas definidos de Ordenamiento Territorial como en general, en todas las ciudades del mundo, existe en este momento la obligación de empezar a trabajar de inmediato en la planeación de la nueva estructura urbana que la actual pandemia del Covid-19 y sus efectos nos obligan a proyectar.   El mundo ya no es ni va a ser el mismo. Existe ya un nuevo orden y las ciudades no están exentas a adaptarse a él. Por el contrario, son las primeras que tienen que ofrecer respuestas y soluciones eficientes al nuevo modo de vida que nos imponen las actuales condiciones de distanciamiento social, aislamiento, eliminación de aglomeraciones y cambios en los medios de movilidad individual qué regirán hasta tanto las vacunas se validen y distribuyan. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir