Agrandar imagen | Ver tamaño original
A lo largo de la historia, personas de todas las diversidades con poco en común han encontrado formas de unirse en parques vecinales y estadios llenos para dejar de lado esas diferencias por el bien de los deportes que aman. El deporte, y sus entusiastas, son una fuente de unidad global, y quizás son pocos los eventos de otros tipos en el mundo que pueden generar una gama tan amplia de emociones como lo hace un partido en vivo. A medida que el diseño de los estadios evoluciona, también lo hace la tecnología que lo acompaña, y más propietarios de equipos se juntan con los diseñadores para explorar formas en que los espectadores de lejos puedan sentir que son parte de la acción. Especialmente en la era en que COVID-19 ha puesto una pausa en grandes reuniones, la capacidad de albergar a miles de fanáticos en arenas compactas parece algo del pasado. Pero ahora, la experiencia del estadio se sale de la arena y entra a nuestros hogares para permitir que los fanáticos animen a sus equipos favoritos de una manera completamente nueva. Los Dallas Cowboys ya no son solo el "Equipo de América", y el Real Madrid ya no es solo el orgullo y la alegría de los madrileños. Los mejores jugadores en todos los deportes principales se proyectan en la base mundial de admiradores del estrellato, y la nueva tecnología mantiene vivo ese sentido colectivo de pertenencia, independientemente de dónde puedan residir los fanáticos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir