Agrandar imagen | Ver tamaño original
El encargo se produce después de los desgraciados atentados en Niza perpetrados mediante atropellos masivos de personas. Reflejo de esta preocupación por la seguridad, el Liceo Francés de Barcelona encarga el proyecto de refuerzo de los accesos principales al recinto. Los 70m2 de pabellones, juntamente con toda la intervención en el espacio público, deben ser los encargados del control de paso a los más de 27.500 m2 del recinto del colegio. Se trabaja conjuntamente con técnicos expertos en seguridad designados por el gobierno Francés. El resultado refleja la necesidad de situar una zona de máxima seguridad justo en la entrada del recinto escolar. Dicha zona debería contener: un espacio seguro para los vigilantes del recinto (blindado);  una esclusa de paso (SAS) que permita la identificación de personal de acceso; una zona controlada para el acceso rodado (circuito en chicane) y pilonas para impedir el paso de vehículos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir