Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto se trata de una ampliación de vivienda unifamiliar. El punto de partida del proyecto son las necesidades del cliente: Una habitación a tres metros de altura separada de su vivienda habitual. Se plantea un dormitorio sustentado por dos piezas escultóricas, una orgánica y rígida, de hormigón forrado en madera listonada y una escalera de hormigón visto. Esta planta baja, para poder dotarla de uso, se cierra con una materialidad que la dota de la máxima transparencia posible. Alberga el salón-comedor y la cocina. Esta construcción queda conectada con la vivienda actual mediante una pasarela. Todo el conjunto está aderezado con vegetación, existente tanto en el interior de la vivienda como en el exterior, con la cubierta ajardinada y el xerojardín de la propia parcela. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir