Agrandar imagen | Ver tamaño original
A medida que la pandemia mundial COVID-19 se ha ido desarrollando en los últimos meses y expandiéndose alrededor del mundo, han aparecido anecdóticamente en Internet historias de personas que han tenido que cumplir su cuarentena en ciudades abarrotadas y han mostrado preocupación por su futuro. Cuando el virus recién estaba comenzando, fue común que la gente escapara a sus segundas viviendas, o que regresara a la casa de sus padres en donde tendrían más espacio y un patio amplio en comparación con sus casas en la ciudad.  Aunque es verdad que las personas han ido cambiando sus hogares en las zonas urbanas, que por lo general son apartamentos de 46m2 en rascacielos, por residencias unifamiliares en los suburbios, la verdadera historia radica en los datos que predicen un futuro diferente y más vibrante para nuestras ciudades. No es el momento de salir de la ciudad para siempre. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir