Territorios urbanos: sobre la reinvención del espacio colectivo en lo público y lo privado

Territorios urbanos: sobre la reinvención del espacio colectivo en lo público y lo privado

Fotografías comparativas de las playas de Lima antes y durante la cuarentena. Image © abdrodrigoRuta4 taller sobre confinamiento y coronavirus en comunidades marginales. Image © Alexis MuneraSoy de Azteca: estéticas de la periferia de la Ciudad de México. Image © Zaickz MozRandhir Singh. ImageRío Yamuna, en Nueva Delhi, uno de los ríos más contaminados del mundo. Iñaki Alday es co-director del Proyecto Yamuna River sobre ecología urbana, cuyo objetivo es recuperar el río y mejorar la vida de millones de personas que viven en Nueva Delhi. Image © Randhir Singh+ 5

Como lo afirma el filósofo Byung-Chul Han: toda época tiene sus enfermedades emblemáticas. Estas enfermedades han representado algunos de los desafíos más importantes de la historia de la humanidad, trayendo consigo cambios drásticos no solo en el sector salud, sino en términos económicos y políticos, develando a la humanidad como una red compleja que debate la existencia cotidiana a partir de acciones que han mutado las formas de habitar y de relacionarnos.

La pandemia de COVID-19 ha traído diversos cambios en el mundo y es evidente que en el ámbito de la arquitectura y el urbanismo, estos cambios han tenido un impacto muy significativo puesto que algunos de los espacios como los entendimos por mucho tiempo, se han transformado de forma radical, cayendo sobre distintas realidades que han develado algunas de las fallas más graves en la sociedad y por consecuente, en las ciudades como las conocemos ahora. Si bien es cierto que estos cambios se vieron reflejados mayormente en el gran vacío que dejaron las personas en los espacios públicos, las calles y el transporte, es importante mirar también los espacios privados que habitamos día con día desde el confinamiento.

Fotografías comparativas de las playas de Lima antes y durante la cuarentena. Image © abdrodrigo
Fotografías comparativas de las playas de Lima antes y durante la cuarentena. Image © abdrodrigo

La Ciudad de México –como diversas ciudades en Latinoamérica–, son el claro ejemplo de el poco control y la nula planeación urbana que se ha dejado en manos de la especulación inmobiliaria dando como resultado precios cada vez más altos en los alquileres, lo cual ya no es propio de ciertas colonias acomodadas, sino que se ha ido extendiendo vorazmente hasta gentrificar algunos de los barrios –supuestamente– menos atractivos para los inversores.

Soy de Azteca: estéticas de la periferia de la Ciudad de México. Image © Zaickz Moz
Soy de Azteca: estéticas de la periferia de la Ciudad de México. Image © Zaickz Moz

Como ya se sabe, en los últimos años no ha habido un plan de vivienda digna y accesible, dando paso a las grandes desarrolladas las cuales ofrecen espacios engañosamente innovadores y atractivos que han demostrado fallas graves en cuanto a requerimientos mínimos de iluminación y ventilación, dando como resultado la estimulación de trastornos que se han ido reflejando poco a poco en los inquilinos porque como se mencionó anteriormente, esta modelo de vivienda engañosamente funcionalista, ha sido moldeada por el capital para crear espacios transitorios, no permanentes. Sin embargo, estos últimos meses detuvimos finalmente nuestra acelerada dinámica de recorrer diariamente la ciudad, siempre creyendo que nos estábamos perdiendo de algo.

Los espacios privados que hemos habitado esta pandemia dejaron de ser espacios de transición para convertirse en espacios propios en donde indudablemente ha habido días en donde no caben nuestros propios cuerpos, ni nuestras propias emociones, ni nuestras propias enfermedades. Estos espacios han sido redescubiertos todos los días a través de las ventanas, del paso del tiempo, de la luz del día, de la lluvia, de las olas de calor o las heladas del hemisferio sur. Hemos visto –después de tanto tiempo sin ver– el ciclo de  las jacarandas. Entendimos el movimiento del sol y encontramos los lugares adecuados, recordamos lo importante de la luz del sol sobre nuestros cuerpos, recordamos la importancia de respirar aire fresco. Hemos vivido el mismo día durante meses, el mismo día reescrito de diferentes formas, como si se tratara de un ensayo experimental, pero no, es la realidad azotando en forma de fantasía espectral.

Artículo relacionado

Algunos afortunados hemos pasado el confinamiento a través de nuestras ventanas, balcones o patios, observando con un pánico ansioso vinculado al panóptico digital que representan las redes sociales y a la resignación el paso del tiempo incierto. Sin embargo, otros menos afortunados se han enfrentado día con día a las calles vacías con terror porque su ingreso vital depende de la efervescencia de las calles, de esta efervescencia muchas veces festejada en los países latinoamericanos con música, danza y dinámicas económicas negadas que se van quebrando frente al enorme vacío del confinamiento privilegiado. 

Ruta4 taller sobre confinamiento y coronavirus en comunidades marginales. Image © Alexis Munera
Ruta4 taller sobre confinamiento y coronavirus en comunidades marginales. Image © Alexis Munera

El pánico mundial trivializó esta pandemia haciéndonos creer que nunca habíamos sido tan frágiles en el espacio público. Pero sí lo hemos sido, la inseguridad en países como México parece haberse normalizado desde hace algunos sexenios. Sin mencionar que cada día asesinan a 11 mujeres en todo el país, se han incrementado (¿o visibilizado?) las agresiones a mujeres trans, a personas de la comunidad LGBTIQ+ así como las historias de actitudes racistas que han dado la vuelta al mundo despertando la indignación y convocando a tomar las calles para –a pesar de la contingencia sanitaria–, poner el cuerpo. El hambre siempre ha estado presente, la ausencia de vivienda siempre ha estado presente, pero desde hace mucho, no había existido un fenómeno global tan crudo y voraz que develara el abismo enorme que nosotros mismos hemos cavado.

Artículo relacionado

Autores como Bruno Latour y Slavoj Žižek han reflexionado desde diversos puntos de vista cómo será volver a las ciudades después de la crisis sanitaria. Sin embargo, concuerdan con que no es que la pandemia actual haya traído más catástrofes de las que ya nos enfrentábamos, simplemente puso en evidencia las fallas que siempre han estado ahí ignoradas sino es que romantizadas, como la pobreza, la desigualdad y sobre todo la crisis medioambiental que lleva años manifestándose alrededor de todo el mundo.

No habrá ningún regreso a la normalidad, la nueva “normalidad” tendrá que construirse sobre las ruinas de nuestras antiguas vidas, o nos encontraremos en una nueva barbarie cuyos signos ya se pueden distinguir.

(…)

Las cosas que solían formar parte de nuestra vida cotidiana ya no se darán por sentadas, y tendremos que aprender a sobrellevar una vida mucho más frágil con constantes amenazas. Tenemos que cambiar toda nuestra filosofía de la vida y comprender que no somos más que seres vivos entre otras formas de vida.

- Žižek, Slavoj. Pandemia: La COVID-19 estremece al mundo. Nuevos Cuadernos Anagrama. Traducción Darnià Alou. Edición Kindle (2020).

Randhir Singh. ImageRío Yamuna, en Nueva Delhi, uno de los ríos más contaminados del mundo. Iñaki Alday es co-director del Proyecto Yamuna River sobre ecología urbana, cuyo objetivo es recuperar el río y mejorar la vida de millones de personas que viven en Nueva Delhi. Image © Randhir Singh
Randhir Singh. ImageRío Yamuna, en Nueva Delhi, uno de los ríos más contaminados del mundo. Iñaki Alday es co-director del Proyecto Yamuna River sobre ecología urbana, cuyo objetivo es recuperar el río y mejorar la vida de millones de personas que viven en Nueva Delhi. Image © Randhir Singh

Todas estas fallas que hemos podido no solo ver a la distancia sino vivir en carne propia, han dejado ver nítidamente el complejo ensamblaje en el que se encuentran los procesos naturales, económicos y culturales que conforman los territorios que habitamos y resulta desgarrador que solo frente a crisis de esta magnitud nos sea posible cuestionar los espacios que habitamos. Algunos ejemplos en todo el mundo ya han despertado el interés de profesionales que buscan repensar y reinventar tanto los espacios públicos como privados. Sin embargo, el sistema actual no permitirá evitar las crisis que nos esperan después de la crisis de la que creemos que saldremos ilesos.

Las ciudades, como el reflejo de estos sistemas globales impuestos demandan una visión mucho más íntegra con acciones políticas que se extiendan mucho más allá de resolver los problemas inmediatos, para pensar qué planeta queremos habitar en las próximas décadas, pero sobre todo para plantear nuevas dinámicas que nos permitan seguirnos cuestionando ¿Cómo viviremos juntos? desde una postura política y colectiva.

_

Este artículo es parte del Tema del mes en ArcDaily: Cómo viviremos juntos. Cada mes exploramos un tema en profundidad a través de artículos, entrevistas, noticias y obras. Conoce más sobre nuestros temas aquí. Y como siempre, en ArchDaily valoramos las contribuciones de nuestros lectores. Si quieres postular un artículo o una obra, contáctanos.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Mónica Arellano. "Territorios urbanos: sobre la reinvención del espacio colectivo en lo público y lo privado" 23 ago 2020. ArchDaily Perú. Accedido el . <https://www.archdaily.pe/pe/946127/territorios-urbanos-sobre-la-reinvencion-del-espacio-colectivo-en-lo-publico-y-lo-privado> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.