Agrandar imagen | Ver tamaño original
En Yucatán, los arquitectos están reviviendo una antigua técnica maya de estuco en edificios contemporáneos, fusionando la arquitectura moderna con la historia y la cultura regionales. La técnica se llama 'Chukum', un término derivado del nombre coloquial del árbol Havardia albicans, nativo de México. Hecho con corteza de árbol chukum, el material tiene varias cualidades definitorias que lo separan del estuco tradicional, incluidas propiedades impermeables y un color terroso natural. Aunque el chukum inicialmente dejó de usarse luego de la conquista española, fue redescubierto y reutilizado por Salvador Reyes Ríos del estudio de arquitectura Reyes Ríos + Larrain Arquitectos a fines de la década de 1990, iniciando un resurgimiento de su uso en el área. El árbol de chukum es un árbol espinoso de madera semidura que se encuentra en toda la península de Yucatán, y se utiliza también para teñir textiles y curtir el cuero. Para crear estuco chukum, la corteza del árbol se hierve dos veces y luego se mezcla con cemento, después de lo cual puede ser utilizado como terminación en paredes de concreto o incluso piscinas. La corteza del chukum le da al estuco su cualidad resistente al agua, lo que lo distingue de otros tipos de estuco que deben ser revestidos con aditivos artificiales o acabados para lograr el mismo nivel de impenetrabilidad. Por este motivo, se puede usar tanto en interior como en exterior. La corteza del chukum también le da naturalmente al estuco su color terroso, rosado, creando atmósferas cálidas y rústicas para los edificios y viviendas de Yucatán. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir