Agrandar imagen | Ver tamaño original
Dorte Mandrup ha ganado el concurso internacional para diseñar el nuevo Museo del Exilio de Berlín. Ubicado junto a las ruinas de la histórica estación de tren Anhalter Bahnhof, el museo contará historias de personas que huyeron durante el régimen nazi y también centrará su atención en los problemas actuales de inmigración y violencia. La propuesta del estudio reinterpreta las ruinas del pórtico de Askanischer Platz, monumento y símbolo de los que fueron llevados al exilio durante la Segunda Guerra Mundial. Según el equipo del proyecto, el Museo se centrará en la experiencia humana del exilio, especialmente entre los años 1933 y 1945, mientras examina los problemas actuales de los flujos migratorios. El fundador y director creativo de Dorte Mandrup dijo: Nos sentimos honrados de ser parte de la creación de un lugar donde se ilumina la comprensión del exilio. Nunca ha sido más urgente que hoy, donde más de 65 millones de personas han sido exiliados El equipo trabajará en asociación con Höhler & Partner y TOPOTEK1, ambos de Alemania, y también con la empresa de ingeniería Buro Happold. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir