Agrandar imagen | Ver tamaño original
Con el crecimiento de la población, la densificación de las ciudades y el aumento de los precios de las propiedades, los arquitectos y urbanistas han estado buscando alternativas para nuevas configuraciones espaciales para la ocupación y la vivienda en los centros urbanos. La profusión de viviendas y espacios de trabajo compartidos es un ejemplo de cómo el campo de la arquitectura se está adaptando a las nuevas formas de vida en sociedad. Además de los denominados coworkings y colivings, los edificios de usos mixtos, los espacios flexibles y las instalaciones temporales también se relacionan, cada uno a su manera, con la idea de compartir espacios. En una intervención en los pilotos del MAR (Museo de Arte de Río), por ejemplo, Estúdio Chão propone una pregunta muy relacionada con la convivencia: “¿Y si no aceptamos la idea de que, para vivir juntos, tendríamos que estar atrapados detrás de las paredes y evitar el peligro que creemos que se vive en el exterior, esa amenaza aterradora del otro?." Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir