Agrandar imagen | Ver tamaño original
Bjarke Ingels Group - BIG se unió a un grupo de inversores para establecer una asociación con ICON, con el objetivo de impulsar el uso de la impresión 3D para la construcción de viviendas dignas y resilientes en todo el mundo. Para contribuir activamente a esta transformación que ya está en marcha, Bjarke Ingels afirmó que "la fabricación aditiva tendrá un papel transformador en el futuro de la construcción". ICON, una start-up con sede en Austin que se especializa en construcción robótica, ha recaudado fondos para "acelerar el desarrollo de sus impresoras y crear una variedad de tipologías nacionales". La primera casa impresa en 3D de la empresa se construyó en marzo de 2018 en Austin, Texas; y en 2019, ICON lanzó su tecnología Vulcan y realizó proyectos en Estados Unidos y México. Este año, la compañía ha impreso casas resilientes para grupos vulnerables en estos dos países. De hecho, Jason Ballard, cofundador y director ejecutivo de ICON destaca: A principios de 2018, no había casas impresas en 3D en América del Norte y hoy, hay casi veinte [...] Anticipamos una mayor agilidad en los próximos años, llevando la vivienda y la construcción al mundo moderno y en consonancia con las mayores esperanzas de la humanidad Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir