Pedadogía Pikler en la arquitectura: Juegos de madera y espacio de libertad

Pedadogía Pikler en la arquitectura: Juegos de madera y espacio de libertad

Emmi Pikler fue una pediatra húngara que introdujo, en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, una nueva filosofía sobre el cuidado y el aprendizaje durante la primera infancia, que incluye a niños y niñas de hasta los 3 años. Fue después del nacimiento de su primer hijo que decidió iniciar un experimento: ¿qué sucede cuando se permite que el niño se desarrolle libremente?. Los resultados observados culminaron con la introducción de una nueva metodología.

El enfoque Pikler sigue el procedimiento de observar el libre desarrollo del niño utilizando como herramientas el cuidado de la salud física, el afecto, el respeto a la individualidad y autonomía de cada niño. Siguiendo esta lógica, ninguna estimulación o intervención por parte del adulto se vuelve innecesaria. Así, para que el niño experimente el espacio con libertad de movimiento, se debe tener cierto cuidado en la preparación de estos ambientes.

¿Qué considerar al diseñar un espacio centrado en la libertad de movimiento?

Los ambientes piklerianos buscan ofrecer un acercamiento afectivo al niño, ya que se cree que el sentimiento de pertenencia colabora en la construcción de la autoconfianza de cada individuo, especialmente de los bebés. Recientemente hablamos de la neurociencia aplicada en espacios infantiles, sin embargo, en entornos que siguen específicamente el enfoque de Pikler, se recomienda también seguir los siguientes consejos:

  • Diseñar el vacío

Para desarrollarse libremente, los niños pequeños necesitan espacio libre y fluido. Es en este "vacío" donde se les permitirá moverse y desarrollar sus habilidades motoras.

EcoKid Kindergarten / LAVA. Image © Hiroyuki Oki
EcoKid Kindergarten / LAVA. Image © Hiroyuki Oki

  • Cuidado con el piso

El piso sirve de apoyo y también de base para la exploración de los bebés, por lo que es fundamental que los ambientes estén revestidos con pisos lo suficientemente duros para fomentar la verticalidad (y, en consecuencia, los primeros pasos), y al mismo tiempo, contribuir a la mantención de una postura erguida correcta. Otro punto a considerar es que sean pisos con una temperatura agradable, por lo que se deben evitar los materiales fríos. El más recomendado es el suelo de madera.

Jardim de Infância EZ / HIBINOSEKKEI + Youji no Shiro + Kids Design Labo. Image © Toshinari Soga (studio BAUHAUS)
Jardim de Infância EZ / HIBINOSEKKEI + Youji no Shiro + Kids Design Labo. Image © Toshinari Soga (studio BAUHAUS)

  • Mobiliario seguro

Dado que los niños podrán moverse con libertad en el entorno, es necesario tener en cuenta que treparán, empujarán, apoyarán, tirarán y tocarán todos los muebles que estén a su alcance. Por ello, es fundamental prestar atención a la elección de muebles preferiblemente fijos, sin ruedas, de acabado liso y evitando en la medida de lo posible las puntas peligrosas y los materiales con texturas demasiado áperas o astilladas. Otro punto a considerar es la multifuncionalidad de las piezas, sirviendo a la vez como almacenaje y como apoyo seguro para los movimientos de los niños.

Un mueble muy frecuente en los interiores Piklerianos es la librería baja con base ancha, ya que es más estable y, por tanto, más resistente a los movimientos de los niños. Este tipo de mobiliario permite que incluso los bebés más pequeños los usen con facilidad.

La cómoda o cambiador se debe ubicar a una altura cómoda para el cuidador, pero puede incluir una rejilla protectora para garantizar la seguridad física del bebé mientras se realiza la higiene. Los artículos de higiene personal deben estar siempre al alcance del cuidador, ya sea durante el cambio de pañal o durante el baño.

Mi Casita Preschool and Cultural Center / BAAO + 4Mativ Design Studio. Image © Lesley Unruh
Mi Casita Preschool and Cultural Center / BAAO + 4Mativ Design Studio. Image © Lesley Unruh

  • Iluminación

En artículos anteriores mencionamos algunos aspectos fundamentales para e diseño de una iluminación efectiva en espacios para niños. Puedes leer una serie de consejos aquí.

  • La importancia del silencio

Un ambiente tranquilo (y silencioso) es muy favorable para el desarrollo natural de los niños. Proporciona más concentración y también contribuye al progreso de su autoconocimiento.

Clover House / MAD Architects. Image © Koji Fujii / Nacasa & Partners Inc.
Clover House / MAD Architects. Image © Koji Fujii / Nacasa & Partners Inc.

  • Seguridad

Como se indicó anteriormente, cuando se permite la exploración libre, es necesario garantizar la seguridad del entorno. Se recomienda proporcionar pasamanos a la altura del niño, instalar puertas de seguridad en escaleras, agregar protectores para enchufes, eliminar cables eléctricos en medio del recorrido y evitar las piezas pequeñas que pueden convertirse en obstáculos innecesarios. Si se quiere especificar plantas para el espacio, se debe verificar que no sean nocivas en caso de consumo accidental.

EcoKid Kindergarten / LAVA. Image © Hiroyuki Oki
EcoKid Kindergarten / LAVA. Image © Hiroyuki Oki

  • El contacto con el aire libre es fundamental

La necesidad de estar en contacto con la naturaleza está muy presente en el enfoque Pikler. Para hacernos una idea, en las guarderías y guarderías Piklerianas, la siesta se realiza en cunas dispuestas en el exterior, al aire libre. Por tanto, la previsión de este tipo de zonas es fundamental. Es recomendable diseñar elementos como tanques de arena, estructuras de madera por las que el niño pueda entrar y salir, pendientes que sirvan de tobogán, escaleras y piscinas poco profundas.

EcoKid Kindergarten / LAVA. Image © Hiroyuki Oki
EcoKid Kindergarten / LAVA. Image © Hiroyuki Oki

Juguetes de madera para espacios interiores y exteriores

El principal objetivo de los juguetes disponibles en las escuelas y en los entornos Piklerianos es que sean capaces de enseñar a través de su exploración y no simplemente para entretener. Por tanto, se recomiendan pocos juguetes para bebés. El más común de ellos es la "canasta del tesoro" (canasta hecha de un material natural con algunos objetos cotidianos fabricados de diferentes materiales, excepto plásticos) y algunos juguetes no estructurados.

El equipo de madera Pikler (juguetes más grandes) fue desarrollado para permitir la exploración de las diferentes habilidades motoras que deben adquirir los niños hasta los 3 años (trepar, descender, gatear, etc.). Su objetivo es enseñar indirectamente conceptos importantes como alto y bajo; dentro y fuera; encima y por debajo. Los más utilizados son:

Circuito de obstáculos completo

Compuesto por una rampa simple, una rampa alfombrada, una rampa con barras y un triángulo, es un juguete muy completo en el que todos los "obstáculos" se interconectan con la base formando un solo circuito.

© Elena Baryshnikova / Shutterstock
© Elena Baryshnikova / Shutterstock

Túnel Pikler

Se trata de cubos independientes que pueden configurarse de diferentes formas y crear una gran variedad de recorridos. Así, además de colaborar con la actividad física, también estimula la imaginación y la creatividad. Cada cubo mide, en promedio, 50 centímetros en cada una de sus caras.

Barco oscilante Emmi Pikler

Con 60 centímetros de ancho y 1.20 metros de largo, este juguete puede ser utilizado por hasta 4 personas al mismo tiempo, y al voltearlo se convierte en un conjunto de escaleras para subir y bajar, y entrenar este tipo de movimiento de manera divertida.

Triángulo Pikler

Fue creado con el objetivo de animar a los niños a seguir sus instintos trepando y colgándose de forma segura. Le permite al niño desarrollar habilidades como la coordinación motora gruesa, la fuerza física, el equilibrio y la agilidad. Hay varias versiones disponibles, pero la más frecuente es su opción articulada con la rampa Pikler, convirtiéndose en un tipo de tobogán.

© Elena Marzo / Shutterstock
© Elena Marzo / Shutterstock

Balancín Pikler

Este es uno de los equipos más versátiles desarrollados por la metodología. Se puede utilizar como columpio, escalera, taburete, mesa de café, túnel, puente, balancín, cabaña, etc. Es adecuado para niños más pequeños, que deben usarlo mientras están sentados, o para niños mayores, que pueden usarlo mientras están de pie.

Puente Pikler

Desarrollado para niños de hasta 3 años, sus funciones son ayudar en la coordinación motora y la autonomía.

© Elena Baryshnikova / Shutterstock
© Elena Baryshnikova / Shutterstock

Así, después de conocer la importancia del espacio para el desarrollo físico y psicológico de los niños (especialmente los menores), es fundamental tener en cuenta los criterios señalados por científicos tan importantes como Emmi Pikler o Maria Montessori. Ambos creían que la exploración libre en un entorno preparado y seguro para los niños influye en cómo se relacionarán con ellos mismos y con los demás en el futuro. Por lo tanto, si estás diseñando espacios para usuarios de 0 a 6 años (aunque no sean específicos de estas filosofías), revisa la información contenida en los siguientes artículos:

Referencias

  • COCITO, Renata Pavesi. "A ABORDAGEM PIKLER E A ORGANIZAÇÃO DO ESPAÇO PARA BEBÊS NA EDUCAÇÃO INFANTIL". Disponible aquí. Acceso en Agosto 11, 2020.

 

Sobre este autor/a
Cita: Migliani, Audrey. "Pedadogía Pikler en la arquitectura: Juegos de madera y espacio de libertad" [A abordagem Pikler e os brinquedos de madeira na primeira infância - móveis para interiores e exteriores.] 02 oct 2020. ArchDaily Perú. (Trad. Franco, José Tomás) Accedido el . <https://www.archdaily.pe/pe/948800/pedadogia-pikler-en-la-arquitectura-juegos-de-madera-y-espacio-de-libertad> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.