Agrandar imagen | Ver tamaño original
Los pisos de madera se caracterizan por la calidez de su apariencia, su rica textura al tacto, y por las tonalidades naturales que varían según el origen de sus piezas, cambiando con el clima y el paso del tiempo. En exteriores, las superficies de madera son muy utilizadas para generar terrazas y zonas de estar, aprovechando sus cualidades para reunir a las personas cómodamente sobre pisos más blandos y acogedores. Al ser construidos con piezas modulares, los deck de madera pueden generar topografías artificiales con facilidad, dando forma a espacios públicos creativos y efectivos para el descanso, el deporte, el juego, y el encuentro colectivo. Aunque hoy en día existen soluciones alternativas para la construcción de este tipo de superficies exteriores –como las piezas de Composit u otras que mezclan madera y componentes plásticos–, el deck básico de madera aserrada se construye habitualmente sobre una estructura de entramado, que se fija al terreno a través de apoyos puntuales. Estos apoyos se construyen generalmente de hormigón y se unen a la madera utilizando sujetadores metálicos o pernos. La estructura, separada del nivel del terreno para evitar el contacto con su humedad natural, se compone de una serie de vigas perpendiculares unidas por clavos, tornillos o placas metálicas, ubicadas a la distancia necesaria para servir de apoyo a las tablas que conformarán la superficie. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir