Agrandar imagen | Ver tamaño original
Cuando se nos propuso realizar una vivienda de 110m2 con un presupuesto mínimo en un lugar poco asequible de la serranía ecuatoriana: pensamos en reducir la forma a la más simple, elevarnos sobre pilotis para no irrumpir en la topografía y protegernos de la caída de agua de la pendiente y elaborar toda la estructura más la envolvente con la mínima cantidad de materiales. Así pues, elaboramos cinco pórticos modulares capaces de absorber las distintas áreas programáticas. Nos elevamos con zapatas exentas y pilotis de hormigón orientando el volumen a las vistas predominantes. Y resolvimos la estructura de pórticos, vigas y viguetas con listones de eucalipto. Además de la envolvente con duela machihembrada del mismo material. Finalmente, colocamos muebles de chapa reciclada y perfilería metálica elaborada previamente en taller. Intentamos reducir la complejidad del sistema constructivo, minimizar la cantidad de desplazamientos y condensar el tiempo de ejecución en cinco meses. Al tiempo, procuramos un elemento complejo, íntimamente vinculado a su paisaje. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir