Agrandar imagen | Ver tamaño original
Como parte del programa de Laguna –un nuevo espacio colaborativo en la Ciudad de México–, la oficina de arquitectura PALMA presenta una instalación temporal titulada "Vacío", la cual busca modificar los límites y la experiencia del espacio donde se ubica. Dicha instalación consta de cuatro cortinas azules que delimitan un área que se extiende con el movimiento del viento enmarcando una parte del cielo. Es importante comprender el impacto ambiental de los proyectos efímeros. Para construir este vacío utilizamos cuatro cortinas flotantes hechas de hojas de reuso, recopiladas de otros despachos de arquitectura, se bañan con añil para borrar los dibujos, textos e impresiones de su vida previa. La ligereza de la instalación permite que el flujo de aire modifique constantemente la geometría definida del prisma. En el interior, el espacio muta e interactúa con el visitante, casi obligándolo a moverse mientras las hojas flotantes parecen respirar.   Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir