Manejo y gestión de nuestros entornos territoriales: Un número es solo un número

Manejo y gestión de nuestros entornos territoriales: Un número es solo un número

Cuando escuchamos titulares como: “la ciudad debe tener una densidad justa”, o “barrios a 15 minutos”, tiempo y densidad son un número. Pero es imprescindible entender que son sólo un número, hasta que estén en contexto con la experiencia de convivencia de las personas en su territorio. Ya no podemos postergar la evidente realidad de que tanto un número, un estándar, un “benchmark”, o una meta, son un acompañamiento para poder tener conversaciones necesarias en el manejo y gestión de nuestros entornos territoriales.

No es posible seguir pretendiendo que podemos construir una descripción total y única del territorio, de sus habitantes y de las relaciones de estos entre sí y con otras comunidades. Así, la discusión es sobre el territorio y no sobre la medición especializada en sí misma. Es indispensable un esfuerzo interpretativo que contribuya a tanto a identificar la naturaleza de la evidencia sobre el territorio, como a comprender los ámbitos que permitan analizarlo correctamente. Esto supone encontrar y aclarar los conceptos tomados de la realidad, en su asociación y capacidad de ser utilizados sobre la realidad de convivencia. Dicho de otro modo, esta es una búsqueda de la amplitud de operatividad que se esfuerza en medir. El desafío no es separar la supuesta realidad, de la evidencia de la experiencia de las personas, con cada una de sus realidades. La evidencia sí es susceptible de mostrarse de manera relativa a las relaciones que le atingen y al mismo tiempo tener una realidad total. Dicho de otra manera, la evidencia puede tener diferentes valores dependiendo de la relación en la que se la vincula. Si bien el mundo es uno solo, las experiencias de vida en el territorio son tan diversas como las personas con su condición emocional temporal en la que se encuentran. Esto es lo más apropiado que debiese unir la gestión del territorio, y lo que debe reemplazarse como una forma de control es el criterio de la realidad total: la vida determinada por estándares.

La gestión del territorio basado en evidencia no puede establecerse como una métrica autónoma, independiente ni mucho menos fuera del vivir en general o particular.

La evidencia, como base del gestionar de nuestros territorios, debe ser parte de la continua construcción de verdades parciales. Simplemente, por todo es una cuestión de instalar la pertinencia necesaria. 

Para que la evidencia pueda aspirar a ser un concepto e instrumento analítico, debe ser dotada tanto de coherencia como de operatividad. Solo así, demostraremos al mismo tiempo dos cualidades características: ser indispensables y legitimar el objeto de observación. El diseño y gestión basado en evidencia precisamente se fundamenta en data relevante y atingente, ambos insertos en las necesarias conversaciones de quienes experimentan ese vivir.

Esta necesidad en la construcción metódica de la evidencia, como parte del campo del conocimiento, requiere ser dotada de coherencia interna y externa. La mencionada coherencia interna se obtiene a través de las categorías analíticas que puedan abstraer la respectiva fracción de lo real, permitiendo la producción de instrumentos de análisis. La coherencia externa se obtiene por los ejercicios de valoración operacionales de acuerdo con diversas realidades como un efecto dinámico del análisis abstracto.

Si podemos comprender la evidencia no como un número de subyugación para definir nuestro vivir, sino como un marco de orientación para las dinámicas de nuestras conversaciones, podremos colocarla a disposición de los desafíos que nos imponen las contingencias de hoy. No hay número que no sea más que un número, y mientras no entendamos que ninguno puede reemplazar los desafíos de convivencia, no podremos enfrentar de manera certera el desarrollo cultural de los nuevos tiempos.

Luis Valenzuela es Director del Centro de Inteligencia Territorial y del Diplomado en Gestión y Evidencia Territorial del Design Lab de la Universidad Adolfo Ibáñez. 

Sigue este debate en el Diplomado en Gestión y Evidencia Territorial, impartido por Design Lab UAI.

Sobre este autor/a
Cita: Luis Valenzuela. "Manejo y gestión de nuestros entornos territoriales: Un número es solo un número" 16 abr 2021. ArchDaily Perú. Accedido el . <https://www.archdaily.pe/pe/960143/manejo-y-gestion-de-nuestros-entornos-territoriales-un-numero-es-solo-un-numero> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.