ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

  1. ArchDaily
  2. Artículos
  3. Mina La Cocinera: una propuesta territorial y ambiental para su recuperación

Mina La Cocinera: una propuesta territorial y ambiental para su recuperación

  • 20:23 - 23 Marzo, 2009
  • por
Mina La Cocinera: una propuesta territorial y ambiental para su recuperación

Mina La Cocinera: una propuesta territorial y ambiental para su recuperación Por Claudio Magrini, Subdirector Magíster “Del Paisaje a la Infraestructura Contemporáneos”

Al hablar de temas medioambientales, o por desconocimiento o por intereses económicos, a menudo existe la tendencia de circunscribir el impacto a la sola área local y por lo tanto a minimizar los efectos que producen las contaminaciones. Por el contrario, nosotros como Magíster, más bien somos proclives al paradigma del “efecto mariposa”. Es decir, compartimos la creencia de que un pequeño punto espacial puede tener grandes repercusiones a nivel territorial.

El presente caso de la Mina La Cocinera situada a 8 km. de distancia de Ovalle es un buen ejemplo de ello. Veamos un par de datos. La IV Región territorialmente está caracterizada por sus tres valles fluviales que cortan transversalmente la geografía. Es en estos valles, gracias al agua de los ríos, que se concentra la actividad agrícola, la vocación primaria de esta región. La cuenca del río Limarí, donde está emplazada la mina, al regar unas 70.000 ha. es considerada la más importante para la agricultura en el norte chico. Y eso que esta cuenca solo equivale al 3% de la Región. De esta cuenca, a su vez, solo el 7% de su superficie está destinada a la actividad agrícola. Lo que equivale al 0,21% de la Región.

La Mina tampoco está situada en uno de los ríos principales del sistema hidrográfico de este valle, sino en el estero El Ingenio, lo que es considerado como un afluente secundario y de menor importancia. Pero, lo que no se toma en consideración es que este afluente se junta con el Río Limarí inmediatamente después de la ciudad de Ovalle. Que coincide con la apertura del valle y con la gran mayoría de los campos agrícolas. Dicho de otro modo, pos su ubicación ‘estratégica’ las contaminaciones de esta Mina podrían tener efectos negativos para toda la producción agrícola de la Región. Bajo este enfoque, solo se puede estar agradecido con la voluntad de ENAMI de avanzar más allá del Plan de Cierre básico, exigido por la reciente ley que obliga a todas las minerías a recuperar el paisaje y el territorio una vez concluida la producción extractiva. A falta de datos precisos con respecto a las posibles contaminaciones, nuestras propuestas están basadas en hipótesis y en lógicas operativas desarrolladas por instituciones y por profesionales a la vanguardia en temas medioambientales y de sustentabilidad.

Resumiendo, identificamos tres contaminaciones principales: en la parte superior la gran cantidad de polvo acumulado que puede dar pié a una contaminación eólica. Mientras que en la parte inferior, que coincide con los tranques de relave y las pilas de lixiviación, a lo largo de los años sin lugar a duda se han producido infiltraciones de metales pesados tanto en el suelo cuanto en las napas freáticas que muy probablemente están en directo contacto con el estero El Ingenio.

A cada contaminación le corresponde una acción de mitigación específica. Así la contaminación eólica se disminuye a través unos paravientos vegetales, la contaminación hídrica puede ser solucionada mediante unas piscinas fitodepuradoras y la contaminación de los suelos mediante la fitoremediación

Esta a su vez puede ser desarrollada según dos lógicas. Si se quiere fijar los metales en el suelo, impidiendo que éstos bajen a las napas freáticas, se puede trabajar con la fitoestabilización, Una técnica que utiliza plantas que van atrapando los metales en sus raíces. Una propuesta más radical consiste en la fitoextracción; una técnica que utiliza plantas que extraen los metales del suelo para llevarlos a la superficie. Y para hacer frente a estas plantas contaminadas se combina este procedimiento con una planta de biogas, capaz de transformar materia orgánica en energía. Sin contar el inmenso beneficio que podría constituir dicha planta para la ciudad de Ovalle si depositara ahí todos sus desechos orgánicos. No solo disminuiría la carga de los vertederos, sino que también podría beneficiarse de energía gratis.

Este trabajo es parte de las investigaciones que se llevaron a cabo dentro del contexto del “Magister Del Paisaje a la Infraestructura Contemporáneos” que impartió la Universidad Diego Portales durante el 2008.   AD.init_comments();

Cita: UDP. "Mina La Cocinera: una propuesta territorial y ambiental para su recuperación" 23 mar 2009. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/02-16807/mina-la-cocinera-una-propuesta-territorial-y-ambiental-para-su-recuperacion>