ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. Curso intensivo sobre la arquitectura moderna (Parte 1)

Curso intensivo sobre la arquitectura moderna (Parte 1)

  • 13:34 - 19 Noviembre, 2013
  • por Merete Ahnfeldt-Mollerup
Curso intensivo sobre la arquitectura moderna (Parte 1)
Pabellón de Barcelona, ahora un ícono de la arquitectura pero desapercibido al principio. Imagen © Flickr User CC Wotjek Gurak
Pabellón de Barcelona, ahora un ícono de la arquitectura pero desapercibido al principio. Imagen © Flickr User CC Wotjek Gurak

Merete Ahnfeldt - Mollerup es profesor asociado de la Real Academia Danesa de Bellas Artes. Este artículo apareció originalmente en GRASP.

Aquí es donde hay que citar a William Gibson: " El futuro ya está aquí - sólo que no está muy distribuido."

Dentro de la arquitectura (y el diseño y la planificación), siempre hay varias realidades simultáneas. Una razón muy pragmática es que la arquitectura es una forma muy lenta de comunicación: puede tardar varias décadas desde el momento que surge un concepto en algún lugar para el punto en que se convierte en conocimiento común dentro de la industria , y aún más tiempo hasta que llegue al público general.

Sólo es cosa de revisar el "Movimiento Moderno" en la arquitectura. Básicamente, sus teorías y el lenguaje formal estaban completamente desarrollados a partir de 1919 hasta 1924. Y cuando leemos los libros de historia, tenemos esta versión distorsionada de que los grandes pioneros modernistas sólo fueron detenidos por las dictaduras del mal en la Unión Soviética y Alemania. Esto es lo más lejano posible de la realidad de la época.

Sigue leyendo el curso intensivo de Ahnfeldt-Mollerup a la arquitectura, después del salto...

Plaza de Copenhagen, ahora considerada moderna y modernista. Imagen coretesía de Wikimedia Commons User Karri Huhtanen
Plaza de Copenhagen, ahora considerada moderna y modernista. Imagen coretesía de Wikimedia Commons User Karri Huhtanen

Una vez tuve esa maravillosa edición antigua de National Geographic (febrero 1932 ), donde la plaza del ayuntamiento de Copenhague se describía como "moderna y modernista" - esta fue la percepción del público general sobre la modernidad en ese momento, no las villas de Mies van der Rohe.

Nadie se fijó en el Pabellón de Barcelona, que hoy es visto como uno de los iconos del movimiento. Y el verdadero avance público de la arquitectura moderna se produjo en las afueras del mundo culto, como se vio luego en los países escandinavos, los Países Bajos, Checoslovaquia y zonas remotas de España e Italia. No fue en París, Berlín, Moscú, a pesar de que era en éstas ciudades donde nacieron las ideas, y no en Nueva York o Londres, que eran los centros de la modernidad del siglo 20 en términos de economía y de la industria.

Así que lo que tenemos ahora es una situación en la que, en algunos lugares, la noción de "starchitect " y la arquitectura como un objeto atractivo, está todavía al frente y al centro. Mientras que en otros lugares, hay un interés por una arquitectura más basada en el conocimiento. En medio de esto, tenemos algunos grandes estudios de renombre que se encuentran navegando entre esas dos posiciones, y son capaces de ser glamorosos cuando se necesita y cerebral cuando el cliente u otros aspectos de la situación lo piden.

Sin embargo, al final del día, una sociedad impulsada por el consumo siempre buscará algo nuevo, y ahora mismo, lo nuevo es lo que Naoto Fusakawa y Jasper Morrison llaman "Super Normal". Arquitectura y diseño que da un paso atrás y deja espacio para las personas que lo usan.

Arriba he utilizado la frase "arquitectura basada en el conocimiento", y tal vez esto parece un poco extraño, ya que por definición, la arquitectura siempre se trata de la combinación de una gran cantidad de conocimientos. El conocimiento de la tecnología, conocimiento de la economía, conocimiento de la estética y de los asuntos sociales. Sin embargo, cuando la arquitectura está muy centrada en la forma exterior del objeto arquitectónico, y menos en las otras dimensiones, al final habrá una pérdida de percepción de su valor para el usuario final. Cosas tan simples como cualidades materiales - mal suelo o calefacción disfuncional, o cosas más complejas como espacios incómodos, espacios públicos que invitan a la delincuencia o edificios públicos que sobrepasan el presupuesto y no cumplen con su propósito declarado.

Esto no significa necesariamente que sea mala arquitectura. Sólo quiere decir que algunas cosas se construyen con fines distintos a la utilidad y la sostenibilidad a largo plazo. Y esos propósitos no pueden ser conocidos o acordados por el usuario final.

Curso intensivo sobre la arquitectura moderna (Parte 1), El Museo Guggenheim de Bilbao que ha dado nombre al ‘Bilbao effect’. Imagen © Peter Knaup
El Museo Guggenheim de Bilbao que ha dado nombre al ‘Bilbao effect’. Imagen © Peter Knaup

Desde 1997 en adelante, el "efecto Bilbao" fue un eslogan popular entre los políticos, desarrolladores y arquitectos por igual. La idea era que al colocar un enorme y dramático objeto en el puerto de Bilbao, Frank Gehry y la Fundación Guggenheim hizo esa ciudad atractiva para la llamada industria del conocimiento, así como para los turistas. La premisa básica es errónea - Bilbao consiguió el museo porque ya habían iniciado una estrategia de renovación urbana impresionante, que estaba en construcción - pero todo el mundo, las ciudades y las comunidades se centran en la arquitectura declaratoria como un elemento de propaganda de la ciudad, a menudo directamente en contra de los deseos y necesidades de sus ciudadanos y de la comunidad de arquitectos. Hacer una forma se convirtió en el centro del trabajo de diseño, con increíbles habilidades de representación. Oficinas como Frank Gehry, Zaha Hadid y Herzog & de Meuron también desarrollaron una sólida comprensión de las posibilidades de diseño de la construcción digital, pero en muchos casos los arquitectos dejaron de lado el proceso de construcción real y se lo dejaron a los ingenieros y contratistas, con tristes resultados. Lo que es probablemente peor es que no había ningún interés en la experiencia del usuario, además de la conmoción inicial de lo "nuevo" .

Después de la crisis económica, todo esto cambió . La idea de que una ciudad podía sostenerse sólo en la creatividad, sin producción y una infraestructura limitada, tuvo una muerte súbita. Aunque no fue sólo sobre el accidente. Los planificadores Olímpicos de Beijing tomaron indiferencia de la población hacia nuevas alturas , y en mi experiencia, incluso las personas que admiran la arquitectura de declaración, expresan una sensación de malestar. Con todo, hubo una mayor comprensión de parte de los políticos de que que una declaración (o varias) no puede llevar a toda una ciudad - debe haber un esfuerzo de planificación y muchas veces, este esfuerzo de planificación puede realizar el negocio completo por sí mismo. El ascenso a la fama de Gehl Architects es un claro indicador de ello. Su trabajo para la ciudad de Nueva York ha cambiado la imagen de la ciudad profundamente , incluso con una gran cantidad de arquitectura declaratoria nueva y antigua.

Hablando de la ciudad de Nueva York, el parque " High Line" es un buen ejemplo del ideal actual de la arquitectura. En términos arquitectónicos, es casi invisible. ¿Dónde está el diseño allí? Los ferrocarriles ya estaban allí, y la jardinería toma su punto de partida en lo que es la auto-siembra. Sin embargo, hay una multitud de sutiles decisiones de diseño, creando acceso y sostenibilidad. Se trata de una arquitectura para conocedores, pero paradójicamente también uno para el público más amplio. Los arquitectos, Diller Scofidio + Renfro han sido parte de la elite de vanguardia desde hace décadas, y se han convertido en muy conocidos por la mayoría, incluso dentro de la arquitectura. Pero su trabajo es siempre interesante para el público en general, así como para la elite.

Merete Ahnfeldt - Mollerup es profesor asociado de la Real Academia Danesa de Bellas Artes.

Cita: Merete Ahnfeldt-Mollerup. "Curso intensivo sobre la arquitectura moderna (Parte 1)" [A Crash Course on Modern Architecture (Part 1)] 19 nov 2013. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/02-311597/a-crash-course-on-modern-architecture-parte-1>
Leer comentarios