ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

  1. ArchDaily
  2. Artículos
  3. Las Otras Mediaguas

Las Otras Mediaguas

Las Otras Mediaguas

En Plataforma Arquitectura siempre hemos abierto el espacio a nuestros usuarios con la idea de que puedan contribuir editorialmente. Gran parte de estos aportes se generan a través de nuestro formulario de contacto, el cual se encuentra disponible para quienes quieran contribuir con más temas a futuro.

El siguiente artículo es un interesante registro de la situación habitacional post terremoto que se vive la comuna de Empedrado, VII región. Sobretodo de la evolución que han sufrido las mediaguas de manos de sus propietarios tras entregadas como soluciones de emergencia. A pesar de que se habla de una localidad en particular, es importante destacar que esta situación se esta repitiendo en muchas de las zonas afectadas.

Por Layla Jorquera

Al hablar de mediaguas siempre pensamos en el módulo de paneles de madera y cubierta de zinc. Módulos repetitivos que sólo nos hace recordar que estamos en período de emergencia y que estas soluciones muchas veces carecen de perfección y excelencia al momento de su confección y armado.

A partir de la emergencia nos damos cuenta de que éstos módulos que se insertan por primera vez en la trama urbana, aunque se plantee por un tiempo definido, están comenzando a cambiar nuestra perspectiva de cómo mirar nuestros barrios, ya que en un comienzo se observa un pueblo homologado en fachadas y metros cuadrados, pero que con el correr de los días, nuestra observación pasa del todo al detalle, reconociendo nuevos emplazamientos de estas mediaguas, nuevos usos, no sólo habitacionales, nuevos coloridos e incluso el complemento con nuevas materialidades.

Es la recepción positiva de las mediaguas por parte del damnificado, como un aporte a su situación actual, ya sea complementando al recinto que luego de una demolición parcial de su vivienda quedó habitable, o como una solución a la pérdida de la infraestructura de comercio, o como en la mayoría de los casos, la vivienda que los acompañará en el camino hacia la definitiva.

Son las “otras mediaguas” que nos irán “invadiendo” a lo largo de todas las zonas afectadas, pero que en este caso particular he podido observar en la comuna de Empedrado, VII Región del Maule.

Como éstas mediaguas son capaces de hacer evidente un proceso social, cultural y psicológico tras una catástrofe, pero en este caso plasmar la intención y necesidades reales e inmediatas del afectado que se encuentra en una etapa de transición entre la vivienda de emergencia y la vivienda definitiva. Son las soluciones a pequeña escala que muchas veces los arquitectos no valoramos, o que simplemente creemos no se “notarán”. Soluciones a pequeña escala que en su totalidad volverán a sacar a la luz tradiciones, o simplemente los variados gustos estéticos de los habitantes, pero que finalmente los conjuga para hacer ciudad, no siempre sustentable o eficiente, pero que satisface hasta las necesidades más pequeñas del usuario, tarea en la cual muchos arquitectos no cumplimos a cabalidad.

Soluciones tan diversas como prolongar la cubierta y volver a “reconstruir” los tan conocidos corredores, no por remembranza o nostalgia frente a este elementos tan característico de nuestras casonas de la zona centro sur, sino por una respuesta eficiente frente a condicionantes de incomodidad que produce el sol y la lluvia y sobre entender la necesidad de un espacio de transición donde poder dejar el calzado o vestimenta mojada y con barro.

Decisiones de un cuidado y detalle como la colocación de tapacán, con el fin de darle una terminación a la cubierta. Cambio de las “ventanas” de paneles opacos a vanos completamente vidriados, ya sea con marcos de madera o metálicos, y de distintas dimensiones y calidades, entendiendo que el paso de la luz natural al interior de el recinto es fundamental.

Soluciones como diferenciar recintos, entendiendo que los espacios poseen dimensiones y calidades espaciales, todo esto con la simple acción de subdividir el módulo. No sólo entendiendo calidades espaciales por las dimensiones de los recintos sino también por un mejoramiento en la aislación y terminación a través de nuevos materiales y coloridos, que por momentos nos hace olvidar que nos encontramos dentro de una mediagua.

Y por último y a una escala mayor, como una unidad tan distinta en forma y dimensiones a la vivienda original pasa a formar parte de un total, adosándose a cocinas, estar-comedor e incluso bodegas, que con el pasar de los días nos hace más difícil en reconocer estos módulos tan característicos, que ya comienzan a formar parte de las viviendas o recintos residuales que dejó el terremoto, y que se encuentran reformulando esta “nueva ciudad”, en donde NO son los arquitectos los encargados de su diseño o toma de decisiones, sino la persona que sobrevivió a la catástrofe y que entiende que el período de “transición” le pertenece, mientras que el período definitivo esperamos sea en conjunto, ya que los arquitectos debemos aprender a tomar el verdadero valor de las pequeñas intervenciones y que la opinión de los usuarios son fundamentales.

Ver más:

Artículos
Cita: Giuliano Pastorelli. "Las Otras Mediaguas" 27 jun 2010. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/02-46529/las-otras-mediaguas>