Agrandar imagen | Ver tamaño original
La Casa Don Juan se ubica en lo alto de una colina muy cercana al mar. Al orientarse en sentido este-oeste, ésta se abre en el frente hacia el mar, y en la parte posterior hacia un pequeño bosque nativo. La doble apertura permite la ventilación cruzada y genera una importante relación con el entorno. La doble apertura dio forma a la arquitectura que se concibe como dos embudos que convergen en uno de sus lados. 110m2 albergan un programa muy sencillo en dos plantas de áreas abiertas e interconectadas mediante dobles alturas. En planta baja se organizan: sala, comedor, cocina y un baño completo. En la planta alta dos habitaciones con frente a una doble altura se orientan hacia el mar. En el frente posterior se ubica otra doble altura con la escalera. Toda la estructura se trabaja en madera de la zona: Amarillo y Asta. La cubierta es de panel de fibrocemento plana y las fachadas de caña picada (tabla bambú) enlucida hacia el exterior. Este revestimiento interior combinado con acabados de piso y muebles en madera permiten una materialidad muy cálida hacia el interior sin comprometer la protección de la casa hacia el exterior. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir