Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción enviada por el equipo del proyecto. El desafío fundamental de los pueblos pequeños con tierras agrícolas es la dicotomía entre la vida urbana y rural. La mayoría de los habitantes de estos lugares ejercen algún tipo de trabajo de servicio en la ciudad y además practican las ocupaciones de sus antepasados. Tienden a utilizar las posibilidades del progreso asociado con la vida urbana y, al mismo tiempo, sueñan con la nostalgia de vivir en el campo. En el proyecto "Casa Kamyaran", la bipolaridad de la vida -y, de hecho, los deseos del empleador- han sido la base para el proceso de diseño. Al examinar las viviendas de los empleadores en la aldea, se identificaron cuatro patrones físico-espaciales básicos que se vincularon a la vida rural: Primero, el modelo de la veranda, cuya presencia como espacio intermedio, se enfrenta al patio principal de la casa; su importancia radica en reunir a los miembros de la familia. Entonces, el patrón de la disposición sanitaria parece importante porque las personas en el área insisten en que el inodoro debe estar fuera del área residencial y en la esquina del patio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir