Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto AI SpaceFactory ha sido el ganador del primer lugar en el Desafío del Centenario de la NASA, con la propuesta MARSHA, que ofrece una visión de cómo sería el futuro de la vida humana en Marte. La agencia especializada en arquitectura y tecnología desarrolló un prototipo en impresión 3D de 3 metros de altura con 3 ventanas colocadas de forma robótica durante la fase final de la competencia. MARSHA fue elogiado debido a su inteligente uso de la materialidad, pues su construcción se desarrolló en base a un compuesto de basalto biodegradable y reciclable derivado de materiales naturales encontrados en Marte. Luego de pasar las pruebas de presión, humo y el impacto de la NASA, el material sorprendió siendo el más durable y fuerte que el resto de los competidores. Construido a partir de una novedosa combinación de fibra de basalto extraída de las rocas de Marte y bioplástico de base vegetal, la forma vertical y el diseño centrado en el ser humano marcan un cambio radical en relación a los proyectos anteriores. El proyecto AI SpaceFactory describe a MARSHA como un replanteamiento de los primeros principios de lo que podría ser un hábitat marciano —no otra cúpula de poca altura o una estructura confinada medio enterrada, sino un ambiente amplio, lleno de luz difusa y compuesto por varios niveles. Esta innovación desafía la imagen convencional de la arquitectura de la era espacial, concentrándose en la creación de espacios altamente habitables, adecuados a las demandas de una misión en Marte. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir