Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta casa, para un escritor jubilado que se traslada desde Estados Unidos a Canadá con una fantástica colección de libros, plantea una experiencia de vivir entre sus libros. Esta larga casa revestida de galvalume, está situada en un acantilado en la costa atlántica del sudoeste de Nueva Escocia. El plan se ajusta y toma posesión del paisaje, abordando la necesidad humana de perspectiva y refugio, con un muro protector frente al bosque y una fachada acristalada hacia el mar. Las grandes "picadas" se restan de la forma monolítica para crear una terraza cubierta. La característica principal del interior es una ranura larga, iluminada por el cielo, que actúa como un dispositivo de orientación para conectar la entrada, la suite principal, la gran sala y la generosa biblioteca del segundo piso. La biblioteca contiene una ventana gigante orientada hacia el sur que se abre sobre el mar. Es posible transitar a través de las paredes de la estantería de la biblioteca hacia el dormitorio principal, lo que refuerza aún más la sensación de refugio, después de dejar el "prospecto" de la biblioteca. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir