ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. By-pass 28 de Julio en Lima: crónica de un proyecto que desarticula la ciudad

By-pass 28 de Julio en Lima: crónica de un proyecto que desarticula la ciudad

By-pass 28 de Julio en Lima: crónica de un proyecto que desarticula la ciudad
By-pass 28 de Julio en Lima: crónica de un proyecto que desarticula la ciudad, By-pass 28 de Julio. Image © Claudia Hiromoto
By-pass 28 de Julio. Image © Claudia Hiromoto

Durante los primeros meses del año 2015, la actual gestión de la Municipalidad de Lima -liderada por el alcalde Luis Castañeda Lossio- anuncia el nuevo proyecto que uniría mediante by-pass la avenida Garcilaso de la Vega con las avenidas Arenales y Arequipa; además de una alameda que conectaría el Parque de la Exposición y el Campo de Marte. Inmediatamente, se genera una gran polémica sobre el proyecto; mientras algunos lo favorecían, un gran grupo de ciudadanos se manifestó abiertamente en contra.

Plaza Bélgica: una isla en el by-pass. Image © Claudia Hiromoto © Colonia López Peatones en los alrededores del by-pass. Image © Claudia Hiromoto © Giovana García +14

No pasó mucho tiempo desde su anuncio hasta el comienzo de la ejecución. Para el mes de abril del 2015 ya se había comenzado la construcción, rompiendo pistas y reubicando árboles. Durante este proceso los ciudadanos exigían explicaciones, pues no se había dejado claro todo lo concerniente a dicho proyecto.

Esta intervención que altera el imaginario urbano de los limeños en la avenida 28 de julio es prácticamente el atrio urbano al centro histórico de Lima, sumado a los grandes espacios públicos de los alrededores –el Campo de Marte, Parque de la Reserva y Parque de la Exposición-. Por su ubicación y relación con el entorno, parece ser un importante nodo de la ciudad de Lima; entonces, ¿tienen razón los limeños al pedir las explicaciones del caso?

By-pass 28 de julio hacia avenida Garcilaso de la Vega. Image © Claudia Hiromoto
By-pass 28 de julio hacia avenida Garcilaso de la Vega. Image © Claudia Hiromoto

Algunos ciudadanos decían que la actual gestión municipal emprendió con fuerzas una buena cantidad de proyectos e incluso acusaban al grupo opuesto de ser partidarios de la gestión anterior y de oponerse a los proyectos de la actual gestión solo por favoritismos políticos. Es en este contexto en el que un grupo de arquitectos en formación alzan su voz de entre el grupo de ciudadanos en contra del proyecto de by-pass 28 de julio.

© Giovana García
© Giovana García
Actual desconexión peatonal entre avenidas Garcilaso de la Vega y Arequipa.. Image © Claudia Hiromoto
Actual desconexión peatonal entre avenidas Garcilaso de la Vega y Arequipa.. Image © Claudia Hiromoto

Cuando el proyecto es mostrado públicamente y su construcción se empieza en poco tiempo, los estudiantes de arquitectura de Lima, preocupados por la intervención y las pocas explicaciones que se habían dado, deciden unir fuerzas y formar la Unión De Estudiantes de Arquitectura de Lima (UDEAL). Este grupo realiza una serie de análisis y conclusiones sobre el proyecto, los cuales exponen a los ciudadanos de diversas formas. Además, en poco tiempo empiezan sus actividades en contra de la construcción de dicho proyecto, pues para ellos, era una intervención perjudicial para Lima y sus ciudadanos.

© Colonia López
© Colonia López

Hasta aquel momento, la información que se tenía sobre el proyecto era mínima y negativa. Se sabía que no existía un estudio previo que arrojara como resultado aquel proyecto. Por el contrario, había una serie de acusaciones que lo atacaban; no había aprobación del MEF (Ministerio de Economía y Finanzas), se había anulado el proyecto Río Verde para poder utilizar el dinero en el nuevo proyecto, entre otros.

Tras la repentina anulación de un proyecto (Río Verde) de la gestión anterior con los estudios y aprobaciones del caso, y las demás inestabilidades, la UDEAL realiza marchas, conversatorios y un plantón en la obra recién comenzada, pero sus intentos por detenerla fueron en vano. La preocupación de los estudiantes aumenta al no ver manifestaciones de parte de los profesionales cuya opinión sería relevante ante la situación. Como estudiantes de arquitectura y futuros arquitectos, están intranquilos por la intervención urbana que no aporta mejoras significativas a la ciudad de Lima. Si bien algunos arquitectos muestran su inconformidad hacia el proyecto y se manifiestan, no hay una mayoría significativa ni una voz de mando que diera explicaciones y enfrente a las autoridades.

© Kevin Castro Pinto
© Kevin Castro Pinto

A partir de esto, la UDEAL realiza un plantón en la puerta del colegio de arquitectos (CAP) durante el desarrollo de una charla en el interior. Se permite el ingreso de los alumnos y se dialoga sobre el tema. Sin embargo, no hubo algún pronunciamiento relevante de parte del CAP sobre el tema.

Al parecer, no mucho se podía hacer al respecto. Solo quedaban las opiniones mientras la obra seguía su curso. Sin embargo, las movilizaciones de los estudiantes han causado reacciones en diversos grupos y desde entonces, se llevan a cabo más eventos relacionados a la planificación y mejora de la ciudad; aunque lamentablemente, la actual gestión de la MML no está tan abierta al diálogo y a aceptar sugerencias. Sucede el efecto contrario, en vez de crear una oportunidad de trabajar en conjunto con los colectivos, estudiantes, profesionales, ONGs y otros, se les ve como elementos que los perjudican. Esto se hizo evidente en la última marcha por una Lima Planificada el pasado 5 de mayo, en donde la Policía Nacional del Perú ahuyentó a los marchantes con bombas lacrimógenas.

© Cristián Cáceres Granda
© Cristián Cáceres Granda
© Giovana García
© Giovana García

Esta última marcha se llevó a cabo después la inauguración oficial del by-pass; el día 27 de abril del 2016 se inicia el uso continuo del by-pass de la avenida 28 de julio tras algunos días en marcha blanca. Durante este periodo de prueba el by-pass funcionó desde las 10 hasta las 16 horas. Actualmente se encuentra completamente operativo y se determinó que la velocidad máxima sería de 50 km/h, lo cual se reduce a casi 0km/h en muchos momentos del día, debido al tráfico que se produce en esta zona. También es irónico que hay una ausencia de autos en muchos otros momentos.

El reclamo de los estudiantes y grupo de ciudadanos en contra de este proyecto se remite a la desconexión que genera en la ciudad, la cual se está viviendo por los ciudadanos que se aproximan a la zona por un medio distinto al vehicular. El nodo vehicular no se ha resuelto, se ha trasladado a los siguientes cruces en todas las direcciones de los alrededores del by-pass. La plaza Bélgica era la amable entrada a las avenidas Arequipa y República de Chile (que conecta con Arenales) y ahora está totalmente aislada. La ciclovía de la avenida Arequipa se ha recortado cuadras antes y es de difícil acceso para sus usuarios. Estos son algunos de los puntos que se había observado por parte de la oposición al proyecto desde antes de comenzar la obra. No se trata de un simple reclamo o queja, sino de preocupación y deseo de mejorar la ciudad en la que vivimos. 

Cita: Claudia Hiromoto. "By-pass 28 de Julio en Lima: crónica de un proyecto que desarticula la ciudad" 27 may 2016. ArchDaily Perú. Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/788327/by-pass-28-de-julio-en-lima-cronica-de-un-proyecto-que-desarticula-la-ciudad>