ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. 5 pasos para la creación de comunidades de alto rendimiento

5 pasos para la creación de comunidades de alto rendimiento

  • 11:00 - 21 Agosto, 2016
  • por Noah Friedman and Kristen Hall
  • Traducido por Isadora Stockins
5 pasos para la creación de comunidades de alto rendimiento
5 pasos para la creación de comunidades de alto rendimiento, Plan propuesto por Perkins+Will para Mission Rock en San Francisco. Imagen © Render por Steelblue/Perkins+Will, San Francisco Giants
Plan propuesto por Perkins+Will para Mission Rock en San Francisco. Imagen © Render por Steelblue/Perkins+Will, San Francisco Giants

A medida que nos convertimos en un planeta de habitantes de ciudades, los planificadores y diseñadores urbanos tienen una importante responsabilidad al momento de diseñar comunidades que funcionen mejor. Pero ¿qué significa "rendimiento" exactamente? Las comunidades deberían tener sistemas de energía y de ahorro de agua, pero a una escala mayor, deben tener un enfoque más holístico para crear un sentido de pertenencia y de conexión con el lugar, ser accesibles a diferentes grupos demográficos y permanecer vibrantes durante todo el día. Aquí hay cinco ingredientes esenciales para el diseño de una comunidad de alto rendimiento.

Plan para Warm Springs Community de Perkins+Will en Fremont, California. Imagen cortesía de Perkins+Will
Plan para Warm Springs Community de Perkins+Will en Fremont, California. Imagen cortesía de Perkins+Will

1. Aumento de la movilidad

Las comunidades de alto rendimiento, por diseño, requieren acceso al transporte local y regional, así como la facilidad de movimiento para múltiples formas de transporte, como caminar, la bicicleta y otras formas de movilidad alternativa. No es suficiente que las ciudades tengan transporte público; a menudo el reto es el transporte de las personas entre su medio de transporte y su hogar u otro destino. Para lograr este nuevo nivel de conectividad en las comunidades tenemos que cambiar dos cosas.

En primer lugar, está la mentalidad generalizada de que las calles se utilizan principalmente para la conducción. En su lugar, tenemos que establecer una jerarquía de calles, donde algunas calles son enfocadas en automóviles, otras hacen hincapié en la seguridad para los ciclistas, y otras vías se convierten en maravillosos espacios para que la gente simplemente camine. Cuanto más conectados a una comunidad, mayor será la probabilidad de que la gente se sienta cómoda conmutando entre los diferentes modos de transporte. Un concepto que a menudo se menciona en la discusión de la conexión de las comunidades con el tránsito es la "primera-última milla", que describe el reto de conectar a la gente con el tránsito y la superación de la barrera de la primera y la última milla, por lo general mal abastecida por el tránsito. Es esta barrera de la "última milla" que lleva a muchas personas a optar por conducir en lugar de tomar el transporte público, y es un ejemplo de cómo necesitamos mejorar las conexiones entre los distintos modos de transporte en su escala más útil para ayudar a la gente a moverse con facilidad desde la movilidad regional al acceso local.

Plan para Warm Springs Community de Perkins+Will en Fremont, California. Imagen cortesía de Perkins+Will
Plan para Warm Springs Community de Perkins+Will en Fremont, California. Imagen cortesía de Perkins+Will

2. Intensidad focalizada

Cuando se trata de transporte, otra consideración de diseño en función del rendimiento es desarrollar comunidades donde exista mayor intensidad de usos (ya sean comerciales o residenciales) dentro de un rango de cinco minutos de transporte público, con intensidades de desarrollo que disminuyen en la medida que se alejan de las estaciones. Un buen ejemplo de este principio de diseño en uso hoy en día es la ciudad de Fremont en California, donde se diseñó la nueva estación BART de Warm Springs con usos de alta intensidad ubicados a cinco minutos a pie de la estación, intensidades medias situadas entre cinco y diez minutos y baja intensidad de usos designados para más allá de estas distancias a pie. Al aplicar esta reglas generales, el plan define las áreas de mayor intensidad de los usos comerciales y residenciales en lugar de definir la ubicación de cada uso. De esta manera, el plan puede desarrollarse con el tiempo, y la comunidad puede moldearse para dar cabida a futuras innovaciones, cambiando los climas de trabajo, o el crecimiento de los centros de vivienda para seguir manteniendo una facilidad de conexión.

 Master Plan de Perkins+Will para Chaudiere Island en Ottowa. Imagen © Chris Foyd / cortesía de Perkins+Will
Master Plan de Perkins+Will para Chaudiere Island en Ottowa. Imagen © Chris Foyd / cortesía de Perkins+Will

3. Enfocado en los peatones

Además de usar las calles para los diferentes modos de transporte, necesitamos mejores resultados al diseñar el modo más fundamental: caminar. Si nos fijamos en nuestras aceras como un tipo de infraestructura de tránsito, ¿qué es lo que tenemos que hacer para conseguir que más gente camine? Creación de cuadras de tamaño adecuado es fundamental para las métricas de rendimiento del caminar. El diseño de calles y manzanas donde el peatón se encuentra con un cruce de elección por lo menos cada 80 mts. ayuda a garantizar manzanas transitables. Un intervalo de 80 mts. de largo rinde aproximadamente 400 intersecciones por cada milla cuadrada, y cuanto mayor sea el número de intersecciones, el mayor nivel de conectividad de la red peatonal. Una red de calles muy conectada que proporciona al peatón con una ruta más directa, y más opciones para llegar de un lugar a otro animará a más personas a salir de su coche y caminar.

Buenas calles para caminar son lo suficientemente amplias como para dos o más personas a pie una al lado de la otra con comodidad, incluyen árboles y otros elementos del paisaje, y se alinean con los usos comerciales y otros activos en la planta baja o con inclinaciones, escalones, escaleras, porches y puertas en áreas residenciales. Con el fin de animar a más gente a caminar, centros vecinales y otros centros de actividad no deben estar a más que una cómoda caminata de cinco a diez minutos de los hogares y lugares de trabajo, e incluyen una variedad de usos para entregar a los trabajadores y residentes la oportunidad de cumplir con sus necesidades diarias y disfrutar de la vida urbana sin necesidad de utilizar sus automóviles.

Plan propuesto por Perkins+Will para Mission Rock en San Francisco. Imagen © Render por Steelblue/Perkins+Will, San Francisco Giants
Plan propuesto por Perkins+Will para Mission Rock en San Francisco. Imagen © Render por Steelblue/Perkins+Will, San Francisco Giants

4. Espacios públicos queridos

El siguiente principio en la creación de una comunidad de alto rendimiento es cultivar espacios públicos muy queridos como una parte central de un barrio. A la gente le encantan y se sienten atraídas por los lugares públicos de alta calidad que son cómodos, vibrantes y accesibles a todos. Una red bien desarrollada de espacios abiertos, tales como espacios verdes, plazas o zonas de costa, sin importar el clima, establecen un activo valioso en la comunidad. Estos espacios que permiten a la gente a relajarse durante todo el año contribuyen positivamente a los barrios residenciales y los lugares de trabajo altamente habitables y saludables ahora y en el futuro. Un sólido marco de ámbito público donde una variedad de espacios abiertos están dentro de un corto paseo de todos los trabajadores y los residentes asegurará nuestra salud y bienestar y sumará en gran medida a la habitabilidad de los barrios urbanos. Al exigir que más y más gente trabaje y viva en comunidades de mayor densidad es fundamental que proporcionemos lugares públicos donde los trabajadores y los residentes puedan disfrutar de actividades al aire libre, ejercicio, encontrar un lugar tranquilo para sentarse, o que permitan que sus hijos corran y jueguen .

Por ejemplo, el plan de diseño de Perkins + Will para Chaudière Island comenzó con el establecimiento de un marco sólido de espacios públicos abiertos. Esta red incluye una variedad de tipos de espacio, incluyendo: parques, plazas, parques infantiles y paseos frente al mar, todo dentro de un cómodo paseo para todos los trabajadores y residentes. Esta red de espacios fue conectada por una serie de calles peatonales y pasajes, así como ciclorutas y senderos de usos múltiples. Se analizaron los patrones de viento, el acceso solar y los cambios estacionales del clima con el fin de diseñar estos espacios públicos para que estuvieran soleados y protegidos del viento con el fin de asegurarse de que serían atractivos incluso durante los meses más duros del invierno que afectan a la mayoría de las ciudades de clima norte. Mientras más conectado y cómodo es un espacio en el transcurso de un año entero, se vuelve más querido y bien utilizado.

 Master Plan de Perkins+Will para Chaudiere Island en Ottowa. Imagen © Chris Foyd / cortesía de Perkins+Will
Master Plan de Perkins+Will para Chaudiere Island en Ottowa. Imagen © Chris Foyd / cortesía de Perkins+Will

5. Vibración social

Un primer paso crítico para cualquier ciudad o barrio es determinar un nivel deseado de vitalidad. ¿Será la comunidad un distrito residencial tranquilo, o un punto de acceso próspero de actividad? ¿La comunidad será un barrio de 8 horas, 12 horas, o de 24 horas? Estas preguntas son objetivas y no le dan un valor superior a un tipo de barrio sobre otro. Estas simplemente ayudan a los diseñadores de políticas a determinar las estrategias apropiadas para lograr los resultados deseados. El número de personas por milla cuadrada tiene un gran impacto en este resultado. Un gran ejemplo es Adams Morgan in Washington, DC, un barrio de 24 horas debido a su constante ajetreo de casi 30.000 residentes que van y vienen a todas horas del día. La comunidad tiene una vida nocturna popular entre los bares nocturnos y restaurantes, apelando a los ciudadanos y visitantes.

Durante el último medio siglo de desarrollo urbano en los Estados Unidos se ha caracterizado por una expansión suburbana de baja densidad. Esto ha creado una pérdida de vitalidad social en nuestras ciudades y comunidades. Cada vez más personas están buscando y pidiendo lugares con un mayor sentido de vitalidad. Este es el caso de la Bahía de San Francisco. Durante las últimas décadas, el área de la bahía se ha convertido en un epicentro mundial de la alimentación, las artes y la cultura. Núcleos urbanos vibrantes como San Francisco y Oakland están a la vanguardia en proporcionar a sus residentes los equipamientos culturales que demandan. Esto no es un accidente. Hay un conjunto de ingredientes clave y una receta simple que ha permitido que esto ocurra. La receta es una combinación de acceso al transporte eficaz y una intensidad enfocada en la densidad residencial y comercial. En ninguna parte es esto más evidente que en el centro de Oakland. Hace apenas 10 años, el Uptown Neighborhood en Oakland no tenía mucha vida nocturna o turistas que pasearan fuera del recorrido típico. Ahora que la población residencial ha crecido a más de 20.000 personas por milla cuadrada, la comunidad está viva y bulliciosa durante el día, atrayendo nuevos inquilinos comerciales, y por la noche se convierte en una floreciente vida nocturna y escena cultural. Al aumentar la densidad residencial cerca del tránsito, Oakland ha generado un centro saludable y vibrante que está atrayendo a nuevos negocios, tiendas y restaurantes.

Con grandes edificios multifamiliares, los desarrolladores son a menudo más reflexivos sobre la elección de un espacio comercial para arriendo en la planta baja, en lugar de una apuesta segura con una gran tienda conocida de una cadena nacional o un banco. No sólo establece un tono para el resto de la calle, sino que también tiene el poder de generar mayor valor para las plantas superiores. Este principio de diseño se encuentra en el corazón de la planificación de la planta baja de Mission Rock en San Francisco. Los inquilinos que harán uso de los espacios comerciales son seleccionados cuidadosamente ya que son considerados como un bien más que una máquina de hacer dinero. Todo esto, con la finalidad de crear una comunidad habitable y establecer un estilo de barrio deseable. Esta fue una lección aprendida en el Ferry Building de San Francisco, donde la mezcla de los pequeños comerciantes locales en la planta baja ha sido clave para el éxito del proyecto en la creación de espacios de oficina muy deseables en los pisos superiores. En ambos casos, la gestión de la propiedad debe tener cuidado de no dejar que la venta menor se convierta en una víctima de su propio éxito, asegurando que esta especial mezcla de tiendas locales se mantenga, en lugar de moverse a cadenas nacionales por aumentar los alquileres.

Plan propuesto por Perkins+Will para Mission Rock en San Francisco. Imagen © Render por Steelblue/Perkins+Will, San Francisco Giants
Plan propuesto por Perkins+Will para Mission Rock en San Francisco. Imagen © Render por Steelblue/Perkins+Will, San Francisco Giants

A medida que más y más personas optan por vivir en ambientes urbanos, tenemos que trabajar duro para guiar la adaptación y el diseño de nuestras ciudades para crear lugares de alto rendimiento. Tenemos que pensar más creativamente sobre cómo vinculamos nuestros diversos modos de transporte, y nos aseguramos de invertir en nuestra infraestructura a pie. Espacios confortables son deseados por los trabajadores, residentes y visitantes por igual, y la atención a la vitalidad social, inyecta vida las 24 horas en una comunidad. Hemos visto de primera mano cómo la incorporación de estos cinco principios da forma a maravillosas comunidades de alto rendimiento para personas que trabajan y viven allí.

Noah Friedman es diseñador urbano senior, y Kristen Hall es diseñador urbano, en la oficina Perkins+Will en San Francisco.

Cita: Noah Friedman and Kristen Hall. "5 pasos para la creación de comunidades de alto rendimiento" [5 Steps to Creating High-Performance Communities] 21 ago 2016. ArchDaily Perú. (Trad. Stockins, Isadora ) Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/793739/5-pasos-para-la-creacion-de-comunidades-de-alto-rendimiento>