ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. 13 cambios en tu espacio de trabajo que podrían mejorar tu productividad (y tu vida)

13 cambios en tu espacio de trabajo que podrían mejorar tu productividad (y tu vida)

13 cambios en tu espacio de trabajo que podrían mejorar tu productividad (y tu vida)
13 cambios en tu espacio de trabajo que podrían mejorar tu productividad (y tu vida), Esta imagen fue enviada a nuestro desafío al lector "dibuja tu espacio de trabajo". Para ver los 42 dibujos presentados, visita el artículo completo aquí <a href='http://www.archdaily.com/796178/42-sketches-drawings-and-diagrams-of-desks-and-architecture-workspaces'> </a>. Imagen © Anne Ma
Esta imagen fue enviada a nuestro desafío al lector "dibuja tu espacio de trabajo". Para ver los 42 dibujos presentados, visita el artículo completo aquí . Imagen © Anne Ma

No hay duda de que los arquitectos pasan mucho tiempo frente a un escritorio, ya sea virtual o tridimensional. De hecho, a pesar de que esta estadística no es exclusivamente de arquitectos, el tiempo promedio que actualmente gasta sentada una persona por día es de 7,7 horas; en Estados Unidos el promedio es de unas increíbles 13 horas. Por supuesto, esto incluye el tiempo en el tren, viendo una película en el sofá, o toda una serie de otras actividades sentados, pero gran parte de este tiempo es probable que sea dedicada a trabajar en un escritorio o computador portátil.

¿Cómo se puede mejorar la calidad de ese tiempo, para que sea bien invertido e, idealmente, reducido al mínimo? Para tener un tiempo más eficiente, productivo y de manera más importante, agradable en el trabajo, aquí hay 13 maneras de mejorar tu espacio de trabajo físico y digital.

1. Asiento correcto

Lo más importante de recordar acerca de las sillas es que son diferentes para cada persona. En otras palabras, a menos que puedas conseguir una silla especialmente diseñada para tu cuerpo, invertir en la silla más ajustable que se pueda encontrar es la mejor opción. En vista de que los arquitectos pasan mucho tiempo frente a una computadora, hay algunos detalles a tener en cuenta: en primer lugar, considerar razonablemente amplios reposabrazos de altura regulable, que proporcionarán a tus brazos un apoyo más que suficiente para acompañarlos a través de un día de escribir y hacer clic.[1]

Otro factor esencial es ser capaz de variar la altura del asiento para que te permita alinear los ojos con tu pantalla; idealmente, la pantalla debe estar 5-8 centímetros por encima del nivel de los ojos para evitar doblar la espalda hacia adelante.[2] Además, para evitar la joroba, asegúrate de tener un respaldo móvil en la dirección vertical, así como en la horizontal. ¡Y recuerda usarlo! No quieres estar sentado en el borde de tu asiento.

Esta imagen fue enviada a nuestro desafío al lector "dibuja tu espacio de trabajo". Para ver los 42 dibujos presentados, visita el artículo completo aquí <a href='http://www.archdaily.com/796178/42-sketches-drawings-and-diagrams-of-desks-and-architecture-workspaces'> </a>. Imagen © Louise Angelina
Esta imagen fue enviada a nuestro desafío al lector "dibuja tu espacio de trabajo". Para ver los 42 dibujos presentados, visita el artículo completo aquí . Imagen © Louise Angelina

2. Reducir el cansancio de los ojos

Cuando se trabaja tarde, el fuerte resplandor de una pantalla puede estropear seriamente tu ciclo circadiano, haciendo del día siguiente uno aún más difícil. Esto es casi seguro debido a dos causas principales: el brillo de la pantalla y su temperatura de color. Tu pantalla debe estar tan brillante como el resto de tu entorno, por lo que si en este momento se ve como una fuente de luz, bájale el brillo. Si, por el contrario, está un poco gris, puede que tengas que aumentarlo. Esto es algo que la mayoría de la gente nota y ajusta bastante bien por instinto; la temperatura del color de una pantalla, sin embargo, se pasa por alto más a menudo.

Las longitudes de onda azules están generalmente asociadas a la fatiga visual, mientras que los colores de longitud de onda más largas como el naranja y el rojo son más agradables para el uso a largo plazo.[3] La pantalla del ordenador emite una gran cantidad de longitudes de onda azules, que pueden estar bien durante el día, pero durante la noche puede ser bastante agotador (y aún así te impiden conciliar el sueño). Intenta descargar f.lux, una aplicación que ajusta automáticamente la temperatura de color de la pantalla en función a tu ritmo personal diario. Sólo recuerda que los colores pueden variar cuando el equipo está bajo f.lux, por lo que si estás trabajando con color en tus dibujos, es posible que desees tomar esto en consideración.

3. Teclado cómodo

Si estás utilizando un ordenador portátil en lugar de un ordenador fijo, trata de hacerte con un soporte; hará que la alineación de la pantalla a nivel de los ojos se sienta menos incómoda. Sin embargo contrariamente a la creencia popular, un soporte que incline el teclado lejos de ti es mucho mejor que uno que se incline hacia ti. Una inclinación hacia delante ejerce una tensión innecesaria en las muñecas, ya que tienen que mantenerse firme y erguida.[2] Colocar el teclado a la distancia de tus brazos y centrado en frente mejorará aún más la situación. Si no lo has hecho aún, busca un teclado y un ratón externo. Añadirán más flexibilidad y comodidad a tu espacio de trabajo.

4. Iluminación cálida

Por desgracia, los lugares de trabajo en todo el mundo parecen utilizar la dura iluminación fluorescente, que a menudo es demasiado brillante y se siente muy fría. Iluminación de ambiente baja e indirecta es a la vez más acogedora y mucho mejor para los ojos. Una vez más, al igual que con la temperatura de color de una pantalla de ordenador, la cálida luz "amarilla" tiende a ser mejor que la luz "blanca". Si esta luz es artificial o natural no hace mucha diferencia, pero incluso la luz del sol puede ser demasiado dura en ciertas situaciones. La adición de una cortina para difundir la luz puede ser una buena idea si estás sentado junto a una ventana. Ajustar tu escritorio, de modo que te encuentres junto a una ventana, en lugar de estar frente a una, también ayudará a reducir la intensidad de la luz y el reflejo de la pantalla.[3]

Esta imagen fue enviada a nuestro desafío al lector "dibuja tu espacio de trabajo". Para ver los 42 dibujos presentados, visita el artículo completo aquí <a href='http://www.archdaily.com/796178/42-sketches-drawings-and-diagrams-of-desks-and-architecture-workspaces'> </a>. Imagen © Juan Carlos Figuera
Esta imagen fue enviada a nuestro desafío al lector "dibuja tu espacio de trabajo". Para ver los 42 dibujos presentados, visita el artículo completo aquí . Imagen © Juan Carlos Figuera

5. Feng Shui

Estamos sobre todo debatiendo los temas sobre y junto a tu escritorio, pero ¿qué pasa con la propia mesa de trabajo? ¿Cómo encaja en su contexto? A menudo, un escritorio está asignado, pero si tienes la suerte de tener la libertad de elegir, aquí hay algunas cosas a considerar. Como personas creativas, es necesario para los arquitectos tener lluvias de ideas y revisar proyectos con otros. Sentarse al lado o al frente de alguien con el que puedes discutir críticamente es crucial para exprimir el máximo rendimiento de un concepto.

Los espacios de trabajo por lo general también contienen espacios más activos (como una entrada o pasillo), así como rincones más tranquilos. Como regla general, los espacios tranquilos permiten una mayor concentración y la productividad, sin embargo, si estás al final en un espacio más animado, aprovecha la oportunidad de observar las personas que te rodean; como arquitectos, prestar atención a la forma en que las personas interactúan con su entorno es una herramienta muy valiosa. Si el ruido termina siendo demasiado molesto, conecta unos auriculares para ahogar la conversación. Cuando es necesario concentrarse, lo mejor es escuchar música instrumental, ya que la falta de voces humanas reducirá la distracción. Alternativamente, puedes utilizar generadores de ruido blanco para evitar por completo el sonido que distrae; sitios web como Noisli incluso te permiten crear ruido blanco personalizado, con un número de diferentes sonidos que se pueden mezclar a gusto.

6. Colaciones saludables

Los bocadillos pueden ser la forma más atractiva de postergar las cosas cuando se tiene que hacer un trabajo importante. Sin embargo, si se hacen bien, pueden ser la clave para mantener tu creatividad y felicidad.[4] Tener una caja de merienda bien provista de alimentos saludables como almendras o frutos cerca o en el escritorio, hará más fácil de evitar el deseo de levantarse y pasear en búsqueda de una merienda saludable. Por otra parte, es probable que llegues a tener varias "comidas" pequeñas a lo largo del día, en lugar de las tres grandes comidas estándar de consumo habitual. Esto ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre estables, en lugar de causar altos y bajos de azúcar que conducen a cambios de humor inesperados y fatiga repentina.

7. Desorden creativo

Los estudios han demostrado que los espacios desordenados fomentan la creatividad, al contrario de las visiones interiores nórdicas minimalistas de muchos estudios de arquitectura en la actualidad.[5] Y antes de que pienses, "productividad", el tema ya ha sido cubierto: los participantes de un reto creativo produjeron el mismo número de soluciones en un espacio ordenado, como en uno desordenado, excepto que las ideas generadas en un espacio desordenado se midieron como un 28% más creativas (y sí, al parecer, se puede medir de forma fiable la creatividad). Sin decir más, hay excepciones a la regla, pero en caso de duda, no tenga miedo de hacer un desastre.

8. Archivos organizados

A pesar del respaldo científico del desorden, todavía hay ciertas cosas que es mejor mantener bajo estricta organización, más específicamente, todos los archivos del escritorio y el disco duro. Si no están correctamente identificados, la búsqueda de archivos y carpetas en su computadora puede llegar a ser bastante difícil, por no decir más. Tomando un esfuerzo extra para darle a su archivo un título adecuado, incluyendo cualquier fecha o especificaciones importantes, te puede ahorrar enormes cantidades de tiempo cuando esos archivos deban resurgir en el futuro. Tener una copia de seguridad en una unidad de almacenamiento o una nube externa es otra buena inversión que te ahorrará un montón de angustia en el desafortunado caso de un mal funcionamiento del equipo.

9. Estantes vs cajones

El espacio de almacenamiento no se limita al escritorio virtual; catalogamos y almacenamos muchos objetos y archivos en nuestro espacio físico, con mayor frecuencia en estantes o cajones. A pesar de que ambos tienen sus ventajas, los estantes abiertos están más en línea con nuestra profesión visual, ya que todo se puede ver y situar fácilmente. Esto también sigue la teoría de que el desorden provoca la creatividad; tener una gran cantidad de estímulos visuales puede evocar la inspiración desde los lugares más inesperados.

Esta imagen fue enviada a nuestro desafío al lector "dibuja tu espacio de trabajo". Para ver los 42 dibujos presentados, visita el artículo completo aquí <a href='http://www.archdaily.com/796178/42-sketches-drawings-and-diagrams-of-desks-and-architecture-workspaces'> </a>. Imagen © Dovydas Krasauskas
Esta imagen fue enviada a nuestro desafío al lector "dibuja tu espacio de trabajo". Para ver los 42 dibujos presentados, visita el artículo completo aquí . Imagen © Dovydas Krasauskas

10. Interacción entre lo virtual y físico

Como arquitectos, una comprensión de la relación entre los materiales virtuales y físicos es imprescindible. Por lo tanto, tener algo tan simple como un tablero, donde los dibujos digitales y visualizaciones se puedan colgar y revisar a mano, puede hacer un mundo de diferencia. Herramientas más futuristas, como un set de escritura inteligente hacen la transición entre lo virtual y físico aún más fluida. Lo importante es no dejar una idea en una sola forma, sino también establecer un sistema de transferencia efectiva entre materiales.

11. Pantallas duales

Tener dos pantallas puede ser una gran ventaja si no tienes una gran pantalla, mostrando por ejemplo un dibujo digital en una pantalla, y las especificaciones sobre otra. La desventaja de esto es que se consigue rápidamente una distracción; tener esa segunda pantalla será una lucha constante por tu atención, guiándola lejos de la visualización que realmente debería estar enfocándose.[6] Una alternativa podría ser tener una gran pantalla para tu ordenador portátil, acompañado de un tablet más pequeño utilizado en situaciones de emergencia, o cuando realmente no deseas estar constantemente cambiando entre ventanas. El beneficio del tablet es que puede ser guardado cuando hayas terminado con esa tarea, reduciendo la probabilidad de distracciones.

12. Notificaciones controladas

Las notificaciones pueden ser geniales cuando son relevantes, y frustrantes cuando no lo son. Filtrar las notificaciones entre "necesarias", "simpáticas", e "inútiles" te ayudará a mantenerte enfocado en lo que estás haciendo, pero aún así mantenerte informado sobre lo que es importante. Alterar cuales notificaciones alertan con una vibración, o un aviso emergente silencioso (o nada en absoluto), se puede hacer fácilmente a través de la configuración de notificaciones.

Esta imagen fue enviada a nuestro desafío al lector "dibuja tu espacio de trabajo". Para ver los 42 dibujos presentados, visita el artículo completo aquí <a href='http://www.archdaily.com/796178/42-sketches-drawings-and-diagrams-of-desks-and-architecture-workspaces'> </a>. Imagen © Tudor Adina-Mihaela
Esta imagen fue enviada a nuestro desafío al lector "dibuja tu espacio de trabajo". Para ver los 42 dibujos presentados, visita el artículo completo aquí . Imagen © Tudor Adina-Mihaela

13. Sincronizar el calendario

Establecer un sistema de calendario que funciona en todos tus dispositivos, a través de todas sus actividades y citas. Minimizar tu calendario a una plataforma, en primer lugar, ahorra mucho tiempo ya que todo está en un solo lugar, y en segundo lugar, evita preocuparte sobre tu memoria.[7] Conseguir el hábito de poner todos los eventos y las fechas de entrega en un sistema reducirá significativamente las posibilidades de olvidar algo, dirigiendo todo tu energía hacia el trabajo.

Ahora, disfruta de tu nuevo y mejorado espacio creativo.

Las imágenes utilizadas en este artículo se presentaron en nuestro desafío al lector de "dibuja tu espacio de trabajo". Para ver los 42 dibujos enviados, visita el artículo completo aquí.

Referencias:

  1. Unknown. “Ergonomic Chair.” Government website. Canadian Centre for Occupational Health and Safety. N.p., 5 Mar. 2014. Web. 27 Sept. 2016.
  2. Saltsman, Peter. “Everything You Know about Sitting Ergonomically Is Wrong.” Gear Patrol. N.p., 6 May 2015. Web. 27 Sept. 2016.
  3. Heiting, Gary, and Larry K. Wan. “Computer Eye Strain: 10 Steps For Relief.” All About Vision. N.p., 22 Sept. 2016. Web. 27 Sept. 2016.
  4. Friedman, Ron. “What You Eat Affects Your Productivity.” Harvard Business Review. N.p., 17 Oct. 2014. Web. 27 Sept. 2016.
  5. Vohs, Kathleen D. “It’s Not ‘Mess’. It’s Creativity.” News. The New York Times. N.p., 13 Sept. 2013. Web. 27 Sept. 2016.
  6. Manjoo, Farhad. “Discovering Two Screens Aren’t Better Than One.” News. The New York Times. N.p., 19 Mar. 2014. Web. 27 Sept. 2016.
  7. Habit Memory - Humans Clearly Can Acquire and Retain Knowledge through Repetition.” News Medical Life Sciences. N.p., 27 July 2005. Web. 27 Sept. 2016.

Cita: Zilliacus, Ariana. "13 cambios en tu espacio de trabajo que podrían mejorar tu productividad (y tu vida)" [13 Changes to Your Work Space That Could Improve Your Productivity (And Your Life) ] 16 oct 2016. ArchDaily Perú. (Trad. Stockins, Isadora ) Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/797359/13-cambios-en-tu-espacio-de-trabajo-que-podrian-mejorar-tu-productividad-y-tu-vida>