ArchDaily Perú | El sitio web de arquitectura más leído en españolEl sitio web de arquitectura más leído en español
i

Regístrate ahora y empieza a guardar tus proyectos y fotos favoritas, organizados a tu modo.

i

Encuentra los mejores productos para tus proyectos en nuestro catálogo de productos.

i

Instala la extensión de Chrome de ArchDaily y encuentra inspiración en cada ventana de tu navegador. Descárgalo aquí »

Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Noticias
  3. El Kickstarter de BIG: ¿Hay un límite a lo que debe ser crowdfunded?

El Kickstarter de BIG: ¿Hay un límite a lo que debe ser crowdfunded?

El Kickstarter de BIG: ¿Hay un límite a lo que debe ser crowdfunded?

La campaña de Kickstarter lanzada por BIG para financiar el desarrollo de su 'generador de anillos de vapor' alcanzó su meta de $15.000 en menos de una semana de su lanzamiento. A partir de hoy (5 de septiembre), el total de la campaña se encuentra justo por debajo de $ 27,000, con todavía 6 días más. 

BIG ha puesto en marcha una campaña Kickstarter, con el objetivo de financiar la investigación en curso y la creación de un prototipo de un 'generador de anillos de vapor', diseñado para coronar su planta de energía, Waste-to-Energy en Copenhague. La campaña fue anunciada el 21 de agosto y causó gran revuelo en la prensa, pero en ArchDaily nos vimos reacios a publicar noticias de la campaña, ya que, en definitiva, nos llevó a hacernos una serie de preguntas sobre el rol de la invención, la participación del público, el crowdfunding y el dinero en la arquitectura. 

Por supuesto, BIG están lejos de ser los primeros en intentar crowdfund un proyecto arquitectónico. Sin embargo los proyectos anteriores se han centrado generalmente en propuestas que jamás habrían conseguido sus presupuestos, a pesar de ser beneficios al público, proyectos irreales y soñadores o complejas estructuras de inversión, que dependiendo de tu punto de vista pueden o no contar como crowdfunding. BIG son quizás el primer ejemplo de un estudio de arquitectura establecido que lanza una campaña Kickstarter para un proyecto que ya está a medio construir. Esto ha hecho que varias personas, incluyendo a los trabajadores de ArchDaily, se pregunten: "¿Por qué no estuvo este dinero incluido en el presupuesto del proyecto?"

El Kickstarter de BIG: ¿Hay un límite a lo que debe ser crowdfunded?, © BIG-Bjarke Ingels Group
© BIG-Bjarke Ingels Group

Esta pregunta fue respondida por Ingels en un reciente artículo de FastCo Design dando noticias de la campaña Kickstarter y explicando por qué BIG fundó un departamento especial dentro de la empresa, llamado BIG Ideas, para hacer frente a los desafíos del diseño del generador de anillos de vapor. "Debido a que la planta de energía es propiedad pública, no pueden gastar dinero en arte, así que tenemos que financiar el generador de nosotros", explica Ingels.

Pero, ¿es esto una excusa razonable para transferir la responsabilidad de financiar parte del diseño al arquitecto? ¿Por qué no puede la planta de energía gastar dinero público en arte, en caso de que el arte está diseñado para transmitir un mensaje importante al público?

© BIG-Bjarke Ingels Group
© BIG-Bjarke Ingels Group

Para verlo de otra manera, ¿debería ser tan fácil etiquetar una parte importante del concepto de diseño como "arte público" y después retener los fondos para llevarlo a cabo? ¿Es este un error de la central por haber valorado más la ingeniería del proyecto o es culpa de BIG por diseñar una válvula caprichosa, en vez de que el concepto de anillos de vapor sea una parte más integrada en el diseño general? 

Otras preguntas en torno a la campaña Kickstarter se cuestionan la responsabilidad del BIG a sus "seguidores": ¿se debería esperar que las personas paguen algo que por más de cuatro años se asumía estar incluido en el presupuesto del proyecto? ¿Se deberían haber publicado los diseños, aumentando las expectativas de las personas, si no hay compromiso del cliente para financiarlo? ¿Debería haber habido un mayor grado de transparencia desde un principio?

© BIG-Bjarke Ingels Group
© BIG-Bjarke Ingels Group

Una razón bastante convincente para esta campaña Kickstarter, que ofrece Ingels a FastCo Design, es que "como arquitectos, estamos muy a menudo limitados por los productos de la construcción que podemos especificar, y como no había ningún fabricante de generadores de anillos de vapor en las páginas amarillas, había que pensar fuera de la caja sobre cómo hacer que el generador de anillos de vapor se realizara". En declaraciones a Wired, Ingels va más allá, diciendo "A menudo somos los últimos en entrar en el juego de imaginar el futuro de nuestras ciudades, ya que tenemos que esperar que alguien anuncie un concurso... Una de las inhibiciones de la profesión de arquitecto es que estamos limitados por la visión de nuestros clientes". Tal vez Kickstarter es un paso muy necesario para que los arquitectos recuperen su estatus como creador e inventor de vez en cuando. 

Arriba: El video de uno de los prototipos anteriores de BIG, un modelo escala
1 /10 del generador de anillos de vapor. Este Kickstarter está dirigido a producir uno más grande, un prototipo escala 1/3  para demostrar aún más el concepto y así ayudar a recaudar más fondos para construir el generador.

Pero incluso esto plantea tantas preguntas como las que resuelve. Algunos ya se han preguntado, ¿quién será el propietario de los derechos de patente a la tecnología resultante? La respuesta, obviamente, es BIG, ya que sería casi imposible navegar entre las implicaciones legales para que cada patrocinador sea dueño de una parte de estos derechos. Mediante el uso de Kickstarter, en lugar de acercarse a los inversores tradicionales, ¿está BIG engañando al sistema y explotando a aquellos que están dispuestos a ayudar a financiar este emprendimiento comercial?

© BIG-Bjarke Ingels Group
© BIG-Bjarke Ingels Group

Por último, echemos un vistazo a las recompensas que ofrece la campaña de Kickstarter: $250 te dará una camiseta diseñada por Ingels; $500 te conseguirá una copia firmada de la monografía de Hot to Cold de BIG; y si quieres asistir a la inauguración de la planta de energía, te costará $10,000 (gastos de viaje no incluidos). Claramente, el que contribuye dinero a este fondo lo está haciendo con el fin de ver el generador de anillos de vapor realizado, no por las recompensas materiales. Lo que plantea la pregunta: ¿se ha realmente reducido la arquitectura visionaria a una obra de caridad?

Queremos saber que piensas. ¿Cuál es su opinión? ¿Hay un límite a lo que debería ser crowdfunded? ¿Tal vez hay mejores formas que Kickstarter para crowdfund la arquitectura? Cuéntanos tu opinión en los comentarios a continuación y te presentaremos las mejores respuestas en un futuro artículo sobre BIG, crowdfunding y el rol del dinero en la arquitectura.

Cita: Stott, Rory. "El Kickstarter de BIG: ¿Hay un límite a lo que debe ser crowdfunded?" [The BIG Steam-Ring Kickstarter: Is There a Limit to What Should Be Crowdfunded?] 06 sep 2015. ArchDaily Perú. (Trad. Yunis, Natalia) Accedido el . <http://www.archdaily.pe/pe/773180/el-kickstarter-de-big-hay-un-limite-a-lo-que-debe-ser-crowdfunded>
Leer comentarios